Las protestas de los bomberos fuerzan una reunión con Ambrosio


Critican que desde el gobierno municipal no se escuchan sus reivindicaciones sobre la falta de personal

Los funcionarios del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (Seis), que el pasado martes ya protagonizaron una protesta en el Pleno, se han concentrado hoy ante la  puerta de Alcaldía para llevar sus reivindicaciones, lo que ha forzado que la regidora, Isabel Ambrosio, mantuviera una reunión para evitar que las movilizaciones de los bomberos suban de tono.

Protesta de los bomberos en el Ayuntamiento.
Protesta de los bomberos en el Ayuntamiento. /Foto. LVC

En el transcurso de este encuentro, que los bomberos han calificado de positiva, se ha alcanzado el acuerdo de mantener el lunes un encuentro con los concejales de Personal y de Seguridad, David Luque y Emilio Aumente, respectivamente, así como con el director general de Recursos Humanos para abordar el grueso de sus reivindicaciones, que se resumen en la falta de personal.
Juan Carlos Prieto, de CCOO,  ha señalado que sus reivindicaciones son “históricas”, ya que “si en el Ayuntamiento hay falta de personal, en bomberos es gravísima la situación porque hay servicios que pierden calidad”. Ha señalado que sólo hay dos plaza convocadas “y necesitamos 40” para atender las jubilaciones que se han producido como las que están previstas para los próximos años.
Prieto ha indicado que los bomberos están dispuestos a ceder, “pero no nos escuchan”. Por su parte, Fernando Muñoz, de CTA, ha explicado que tienen una “propuesta de reformar el servicio en verano a cambio de que cumplan el convenio, pero no nos escuchan”.
Juan Carlos Prieto ha expuesto que esta reivindicación no es por ellos, “sino por la ciudadanía y eso no lo podemos consentir”, ya que la falta de personal en el SEIS repercute de forma directa en la prestación de algunos servicios. “El peor de los problemas es el de los conductores y ahora se suma que la media de edad de los bomberos supera los 50 años y nadie quiere eso”.
El sindicato CTA ya denunció en otoño pasado que la falta de conductores hacía que hubiera turnos tanto en el parque central como en el de El Granadal que no se cumpliera la ratio establecida.