Un plan protegerá El Patriarca del creciente deterioro


Urbanismo se propone frenar la presión que sufre por actividades tanto deportivas con motos, como de ocio con peroles y botellones

El consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) abordará en su próxima reunión la aprobación del Plan Especial de Ordenación del Sistema General de Parques Públicos El Patriarca, con la intención de proteger esta zona natural, prácticamente integrada en el casco urbano, con 61,3 hectáreas de superficie, de un deterioro creciente. El primer paso será el inicio de la redacción de dicho plan a cargo del Servicio de Planeamiento de la GMU.

Vista del parque de El Patriarca.
Vista del parque de El Patriarca. /Foto: LVC

En el informe que se somete al consejo rector se detallan los “relevantes valores medioambientales intrínsecos”, que han valido al parque de El Patriarca formar parte del catálogo de espacios protegidos del Plan Especial de Protección del Medio Físico de Córdoba, dado su gran interés botánico, tratándose de un bosque autóctono de alto valor paisajístico y ecológico compuesto por encinas, alcornoques, quejidos y algarrobos asociados con acebuches, entre otras especies, como se detalla en el documento.
Además, se señala que tras reiteradas y recientes visitas al lugar se ha comprobado que El Patriarca, “aunque mantiene sus condiciones naturales inalteradas, se encuentra en un proceso de creciente deterioro debido a la muy importante presión antrópica [producida por la actividad humana] que viene sufriendo, sobre todo en días festivos de otoño y primavera, como consecuencia de las actuales tendencias colectivas en relación con el deporte y el ocio, su colindancia con la ciudad existente y las favorables condiciones de acceso al mismo y a su interior mediante vehículos motorizados”. Esta presencia de utilitarios, todoterrenos, furgonetas o motocicletas ha provocado en este espacio verde una “intensificación en el parque del desarrollo de actividades deportivas a motor -trial, motocross- y de esparcimiento -peroles, botellones- con el correspondiente incremento gradual de las presiones y consiguientes afecciones negativas sobre el suelo, la arboleda y el matorral”.
El Plan Especial que protegerá a El Patriarca en el futuro viene a garantizar, entre otras cuestiones, “su mejora, conservación y uso ordenado y sostenible en el tiempo, sin menoscabo de su integridad ecológica”. Una vez esté aprobado este documento se procederá a la renaturalización de estas 61,3 hectáreas, pero se hará de forma regulada, tal y como se recoja en el plan.