Coplas con salmorejo como preámbulo del Carnaval


La peña carnavalesca Los Castrati celebra su tradicional "salmorejá" donde se dieron cita centenares de aficionados para escuchar pasodobles y cuplés en la cuenta atrás del concurso del Gran Teatro

Veinticinco kilos de tomates “coloraos” y siete panes grandes de Obejo. Estos han sido los ingredientes básicos de la décimo tercera “salmorejá” popular que marca el inicio del Carnaval en Córdoba. Como aderezo, coplillas chirigoteras y muchas ganas de entrar de lleno en el mes donde la crítica y la diversión llenan las peñas y las calles.
Antonio Cobos “El Comisario”, presidente de la peña Los Castrati ha explicado que “no hay mejor forma de celebrar que llega el carnaval que uniendo coplas con nuestro plato típico por excelencia”. Las cocineras, no daban a basto a sacar los cuencos, de salmorejo, pero también de potaje. “Llevamos desde las nueve de la mañana guisando”, cuenta Fabi, que no paraba de poner pinchitos en la parrilla.
La jornada de convivencia, que ha tenido lugar en la plaza de la propia peña, en pleno corazón del barrio de La Fuensanta, ha contado con la actuación de grupos que cantarán en el Concurso Oficial de Agrupaciones de Carnaval (COAC) como las chirigotas “Los que le dan el biberón al panda y al león”, de la peña de Los Mayas, con Pepe Carrillo a la guitarra, y “Los que cantan por arribita”, una agrupación que regresa al concurso después de diez años sin presentarse como tal. Uno de sus directores, Eduardo Molero, conocido en el mundo carnavalero como “Chache” ha contado que “no nos hemos desligado nunca del Carnaval, hemos escrito o participado para grupos pero tuvimos que dejar de sacar la chirigota porque teníamos niños muy pequeños y no podíamos con todo”. Ya que sus niños han crecido, vuelven a la cancha y lo hacen recordando en su repertorio la época en la que esta agrupación arrancaba las carcajadas. Va a dar mucho de qué hablar en este concurso.
img_2431
También han hecho su prueba de fuego la chirigota infantil de Villafranca de Córdoba “Contigo vibro” unos pequeños carnavaleros a quienes “El Comisario” ha inoculado “el veneno” del Carnaval. “A mí me gusta el Selu”, decía uno de ellos, mientras que otros dos discutían si este año en el concurso de Cádiz iba a revalidar el primer premio esta agrupación o Vera Luque. Su primer año cantando el Córdoba pero todos unos expertos del tres por cuatro de la cuna de la fiesta.
Este año se ha homenajeado a un carnavalero fallecido, Miguel Ángel Lara, uno de los hermanos conocidos como “Los Cabezones”, unos chirigoteros que marcaron la historia del carnaval cordobés de los noventa con sus repertorios llenos de picardía y chistes “verdes”, pero que disfrutaban como pocos de las fiestas de febrero. Desgraciadamente, Miguel Ángel falleció hace ocho años y en su recuerdo la peña ha querido tener un detalle con su viuda haciéndole entrega de un ramo de flores por parte de la delegada de Promoción de la Ciudad, Carmen González, acompañada de Rafael Blázquez (Ganemos) y Amelia Caracuel (PP).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here