Reina Sofía prueba un robot que opera con más precisión y menos complicaciones


Este "aliado" de los cirujanos con forma de araña se llama Davinci, cuesta unos dos millones de euros y un modelo similar ya se usa en los Hospitales de Sevilla y de Málaga

Hoy hemos conocido en los quirófanos del Hospital Reina Sofía al primer y único robot del mundo que permite hacer cirugía laparoscópica. No existe otro permitido para el uso en humanos y sirve para todo tipo de cirugía aunque su máximo desarrollo ha sido en cirugía colorectal y prostática. La lástima es que no ha venido para quedarse, al menos por ahora, porque el coste del “juguetito” supera los dos millones de euros. Sí se utiliza ya un modelo parecido aunque de 2006 en hospitales de Málaga y Sevilla.
Su nombre es Davinci y llega para perfeccionar la técnica de la cirugía laparoscópica ya que según han explicado los mismos profesionales “viene a aportar precisión, en definitiva una cirugía excelente que redundaría en beneficios para el paciente como menor estancia, menor sangrado, menos complicaciones  y mejores resultados funcionales”. “Hemos tenido la suerte de poder probarlo ayer con una cirugía general y otra urológica y el resultado ha sido satisfactorio porque es mucho lo que puede aportar” ha manifestado la Jefa de Urología del Hospital Reina Sofía, María José Requena.

img_2358
María José Requena, Jefa de Urología junto a la gerente del hospital, presenta al robot DaVinci. / Foto. LVC

Requena ha agradecido la posibilidad de poder tenerlo estos días porque “uno tiene que conocer para poder querer y es importante haber podido tocarlo y probarlo para ir un poco más allá de lo que ya conocíamos por los congresos”. Esta claro que es por ahí “por donde se va a mover la cirujía del futuro y el Reina Sofía tiene suficiente nivel quirúrijico como para poder sacarle el mayor partido”. Sería, añade “la máxima revalorización que se le podría dar a bloque quirúrgico actual”.
Sin embargo, el precio puede ser una barrera. La propia cirujana aclara que “somos médicos responsables y comprometidos con el sistema público y no vamos a pedir nada que el sistema público que no nos pueda dar, a lo mejor no es el momento pero pensamos que Córdoba y el Reina Sofía tienen el sustrato personal y profesional para tener esta tecnología igual que otros hospitales de la comunidad”. Lo que para Requena es indiscutible es que “tenerlo aquí ha sido un estímulo, un incentivo para todos porque vemos herramientas que nos pueden ayudar a hacer las cosas mejor. Ayer estaba el quirófano lleno de cirujanos que querían ver y aprender para poder mejorar la atención al paciente y eso siempre es bueno”.
Lo que está claro en palabras de la gerente del hospital es que “habrá que valorar ahora con el equipo médico lo que puede aportar en el hospital y valorar si es rentable para decidir que hacer”. No hay por lo tanto un no por parte de la máxima responsable que deja la puerta abierta a que en un futuro próximo el Reina Sofía pueda implantar, como ya están haciendo otros, la cirugía robótica en sus quirófanos.
 
 
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here