Los vecinos de San Agustín "tienen que limpiar sus calles ellos mismos"

22

El presidente de la asociación de vecinos de San Agustín afirma que el barrio "es una auténtica porquería" y que las máquinas de Sadeco "ensucian más que limpian"

Suciedad en una de las calles de la Axerquía Norte. /Foto: LVC
Suciedad en una de las calles de la Axerquía Norte. /Foto: LVC

Varios vecinos de la zona de la Axerquía Norte se han quejado de la suciedad que hay en sus calles. En concreto, las zonas más afectadas son las calles estrechas de los barrios de Santa Marina y San Agustín tales como la calle Pastora, calle Imágenes, calle Cárcamo, o calle Moriscos, entre otras. Precisamente, el presidente de la Asociación de Vecinos de San Agustín, Rafael Soto, ha explicado que “hace unos meses se realizaba baldeo, es decir se regaban las calles, un día sí y un día no y, de esta forma, los papeles y la mayoría de la suciedad se iban a las alcantarillas”. También, ha proseguido, “venían barredoras, y ya no se ve ninguna”.
Ahora, lo que ha explicado Soto es que desde Sadeco “envía unas máquinas con rodillo y eso lo que hace es ensuciar todavía más la calle”. Además, este tipo de maquinaria no pueden acceder a las calles pequeñas, “por lo que la suciedad que quitan de las calles principales se meten estas pequeñas sin posibilidad de retirarla”, se ha lamentado. “Esto es una auténtica porquería”, ha asegurado el presidente de la asociación de vecinos, y “las fachadas de los edificios las ponen asquerosas”. Tanto es así, que Soto ha explicado que “son los propios vecinos los que tienen que limpiar sus calles, ya que Sadeco por aquí no pasa”.
Suciedad en una de las calles de la Axerquía Norte. /Foto: LVC
Suciedad en una de las calles de la Axerquía Norte. /Foto: LVC

Desde la asociación de vecinos plantean una solución y esta pasaría por, “además de que Sadeco volviese a realizar el baldeo por esta zona”,  instalar un “Ecopunto en una zona del patio del colegio Luciano Centeno, “con capacidad para unos 15 o 20 contenedores”. Este edificio, ya ha sido solicitado en varias ocasiones por Rafael Soto al Consistorio cordobés. Según Soto, desde que en 2014 el centro “se quedase totalmente abandonado” y contando con que la Junta de Andalucía ya lo ha dejado “desafectado” este edificio podría servir como “centro cívico para los vecinos del barrio”. Es una petición a la que el “Ayuntamiento de Córdoba aún no ha contestado”, ha concluído el presidente e la asociación de vecinos.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here