La Junta pone el punto de mira en los centros concertados


Los 400 colegios concertados con los que cuenta Escuelas Católicas de Andalucía, han anunciado movilizaciones si la Junta de Andalucía sigue con sus planes de recortes de unidades. A pesar de que oficialmente la administración andaluza no ha informado aún de sus planes “no nos cabe duda de cuál es su intención porque ya nos han llegado comentarios  por varios sitios, quieren no renovar conciertos en centros con demanda a unidades de infantil, tres años en concreto, para repartir a los niños en otros centros con menos demanda” nos explica el presidente de Escuelas católicas de Córdoba, Antonio Guerra.
Parece mentira, añade Guerra, que “con los malos resultados educativos que arrastra Andalucía, la Junta se esté planteando recortar gastos y eliminar recursos. Nosotros pensamos que  por supuesto no sobra ninguna unidad ni pública ni concertada, de hecho, hay muchos alumnos con necesidades especiales a los que no se les está dando respuesta porque no hay recursos”. Desde ECA entendemos que “el descenso demográfico no puede ser una excusa para aplicar recortes ni en la pública ni en la concertada. Debe ser mas bien una oportunidad para demostrar la apuesta de Andalucía por la Educación optimizando los recursos existentes, no reduciéndolos”.
img_1932
Para ECA, si la Junta  como parece que va a hacer, recorta unidades de centros concertados en los que hay una alta demanda por parte de las familias y les obliga a acudir a centros públicos sólo por el hecho de que allí sobran plazas “se estará atentando directamente contra el derecho a la libertad de enseñanza, recogido en la Constitución Española en su artículo 27 y  a poder elegir el centro que los padres consideran más adecuado para la educación de sus hijos, un hecho que es  muy grave”.
Esta medida también afectará al empleo de muchos profesores y personal de administración y servicios de algunos centros. “No podemos ignorar la magnitud de la medida ya que por cada unidad suprimida un año, el año siguiente supone que se han suprimido 13″ y, además, ” no se justifica económicamente porque por cada 6000 euros que la administración pública paga al año por una plaza pública, en la concertada le cuesta 3000. No se debe tocar aquello que funciona por motivos ideológicos o partidistas”.
Escuelas Católicas de Andalucía ha iniciado una recogida de firmas en internet para intentar disuadir a la Junta de sus intenciones. En change.org se puede encontrar la petición a Susana Díaz. Una iniciativa que ya suma casi 13000 firmas en menos de 48 horas. No podemos olvidar que son más de 225.000 alumnos los que asisten a clase en estos centros y más 16.000 docentes los que trabajan en ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here