Los responsables de las hermandades responden


La reacciones de los hermanos mayores y el presidente de la Agrupación de Cofradías al artículo de la revista editada por el Ayuntamiento, atacando a las cofradías no se han hecho esperar

Los hermanos mayores han hablado y su reacción, ante el artículo de Manuel Hazarem donde ridiculiza a las cofradías, no se ha hecho esperar. Una respuesta contundente y dolorosa por tratarse de una publicación editada y promovida por el propio Ayuntamiento de Córdoba. Así lo han valorado los responsables de las hermandades de las Penas de Santiago, Sentencia, Perdón, Cena, Sepulcro y el propio presidente de la Agrupación de HH y CC.

Mensaje en redes sociales del hermano mayor del Sepulcro./Foto: LVC
Mensaje en redes sociales del hermano mayor del Sepulcro./Foto: LVC

La respuesta del organismo representativo de las hermandades, a través de su presidente Francisco Gómez Sanmiguel, ha sido muy esclarecedora. Así que, “desde el respeto a la libertad de expresión, que no al desprecio, creo que las afirmaciones de Harazem no se ajustan a la realidad en tanto que se culpa a las hermandades de que la capitalidad cultural de 2016 se le asignara en su día a San Sebastián en lugar de a Córdoba o, lo que es lo mismo, se apunta contra entidades dedicadas al culto a sus titulares y que nada tienen que ver con el vacío cultural existente en la ciudad”, ha manifestado. Por ello, Gómez Sanmiguel recuerda que hablamos de “una ciudad que no ha sido capaz de llenar el fastuoso “contenedor de arte contemporáneo”, que mantiene abiertas muy pocas librerías, un número muy escaso de cines, dos teatros y que no tiene un lugar apropiado donde celebrar un congreso”. En consecuencia, el presidente entiende que “que es muy fácil culpar a otros de lo que no hemos sido capaces de hacer ¿Qué ha hecho al respecto el señor Harazem? ¿Abundan sus publicaciones, exposiciones, conferencias o sus obras artísticas? ¿Es sobradamente conocido por los cordobeses y su obra referente en el movimiento artístico de la ciudad o incluso a nivel nacional? La respuesta es clara y, sin embargo, se permite condenar por el fracaso cultural a quienes poco tienen que ver con la incompetencia, pasividad y pereza que abona la cultura en nuestra ciudad”.
Una de las reflexiones más interesantes de Gómez Sanmiguel radica en la afirmación de que “habría que recordar al señor Harazem que precisamente son las hermandades las pocas entidades que editan publicaciones, realizan conferencias o se preocupan del Arte, el diseño y la formación de sus miembros”. Así enfatiza cómo éstas “han recuperado enseres centenarios y se han atrevido con carteles, revistas, libros o nuevos diseños en las artes decorativas”. Por tanto, “la capitalidad cultural no se fue de Córdoba por las procesiones, sino porque no hay un movimiento cultural que impulse festivales, conciertos, exposiciones o publicaciones”. La conclusión de Gómez Sanmiguel es clara al establecer que “el resto del artículo responde a quien escribe desde el rencor, de quien aún habla de jornaleros, reformas agrarias y sindicatos combativos. Es decir, de una persona que no destaca aquí por sus apreciaciones de carácter cultural, moderno y vanguardista, sin una propuesta ni un análisis riguroso, sólo con un conjunto de lugares comunes de determinados personajes desfasados que se atreven a calificar a los demás cuando son ellos quienes deberían hacer un profundo acto de reflexión sobre su papel en aquello que critican”.
Hermanos mayores
Los responsables de algunas corporaciones cordobesas también se han posicionado ante esta polémica. Así,el máximo responsable de las Penas de Santiago, Jesús Casero, subraya que “nosotros debemos ser abanderados del perdón, por lo que no valoraremos las ofensas del autor”. Sin embardo, el dirigente de la corporación del Domingo de Ramos pone el acento en que es “el Ayuntamiento el que nos representa a todos y no debería apoyar con su subvención ningún escrito público que se ensañe o descalifique a un sector de la ciudad, como las hermandades, que es motor de la cultura y la economía de la ciudad”. Por su parte, el hermano mayor de la Sentencia José A. Salamanca, muestra su desacuerdo con el texto y señala que le “parece mal que el Consistorio,y que una persona que ha estado vinculada a las hermandades dirija, financie o edite estas revistas y que permita que sus colaboradores ofendan al movimiento más grande de la ciudad”. Salamanca aporta una interesante reflexión al llamar la atención sobre el hecho de que “los mismos políticos que piden respeto y tolerancia para algunas cosas deberían de pedirla para la Iglesia Católica y para las cofradías de Córdoba en particular”.
Mensaje en redes sociales del hermano mayor del Sepulcro./Foto: LVC
Mensaje en redes sociales del hermano mayor del Sepulcro./Foto: LVC

Otro responsable cofrade, en este caso el dirigente del Perdón Fernando Castro, manifiesta que queda “claro que en los tiempos que corren parece estar de moda ir en contra de la Iglesia, la religión católica y las cofradías en sí y todo el mundo que las envuelve”. Por ello, destaca que “reírse o menospreciar a alguien por ser o no creyente, no deja de ser una falta de educación, ya sea en este aspecto como en cualquier otro de la vida. Pienso que el respeto hacia los demás comienza en respetarnos a nosotros mismos”. Su análisis se centra así en valorar que “si a la Córdoba que vivimos, le quitáramos de un plumazo la Semana Santa, vendría más de uno de quienes tanto se burlan y la critican a rogar que volviera a ser lo que era porque, de forma directa o indirecta, esta fiesta que tanto molesta a unos pocos, es el pilar fundamental y de sustento económico para muchas familias, además de ser, la fe que guía nuestras vidas”.
El hermano mayor de la Cena, Manuel Bonilla, no ha dudado en subrayar que “una vez mas el Ayuntamiento se vende a los postulados de un grupo reducido”. En consecuencia, manifiesta que “podemos apreciar, con esta actitud, lo tolerantes que son con todas las religiones”, y propone que lo mejor es ignorarlo, “ya que lo único que pretenden es una confrontación con los cofrades, para desviar la atención de los verdaderos problemas de esta ciudad”. Mientras que el hermano mayor del Sepulcro, Enrique León ha pedido en redes sociales “tranquilidad”, al propio Hazarem. Así, el responsable de la corporación del Viernes Santo ha invitado al autor del artículo a “disfrutar de los santos”, donde menos gusta a Hazarem, en la Catedral cordobesa, utilizando para ilustrar su comentario una fotografía del perímetro del templo mayor de los cordobeses.

2 Comentarios

  1. Lo de estos guías y mentores de la “kultura” cuya mayor aportación a nuestra Ciudad, es la de la crítica e insulto indiscriminados a quien verdaderamente trabajan por ella en el mantenimiento de sus tradiciones y Cultura, (esta sí con C), me resulta patético y descorazonador, pero lo peor es que se haga con el presupuesto y beneplácito de la actual Corporación Municipal.

  2. El autor del panfleto que se autonombra como Harazen,que se vaya a vivir a Palestina que tanto adora,para que no vea pasar las imágenes por su puerta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here