Los vecinos del Centro Histórico denuncian el cambio de las farolas en la calle Capitulares


Según estos vecinos el Ayuntamiento "vilipendia el patrimonio urbano mueble que vamos atesorando y que ha costado un esfuerzo impositivo a los cordobeses"

La asociación vecinal Centro Histórico ha manifestado su descontento con las nuevas farolas instaladas en calle Capitulares al considerar que la sustitución ha supuesto una “pérdida patrimonial”. Y es que, según han afirmado desde la asociación vecinal, “el cambio ha supuesto un menosprecio de la participación y engaño a la ciudadanía; pues tanto el proyecto, como la infografía respetaban lo preexistente, es decir faroles modelo Córdoba adosados a las fachadas del acerado de San Pablo y farolas fernandinas en el lindero del Ayuntamiento“. Así, han proseguido, “se nos enseñó a la comisión vecinal de seguimiento de la obra, sin cambio en el modelo de luminarias y así, fue el proyecto sometido y aprobado por la Comisión de Patrimonio de la Delegación Provincial de Cultura”. Por tanto, “se ha atentado contra el principio de publicidad de las obras públicas”. 

Nueva farola de la calle Capitulares. /Foto: LVC vecinos
Nueva farola de la calle Capitulares. /Foto: LVC

Los vecinos van más allá y afirman que las nuevas farolas suponen “un despilfarro, que podría haberse aprovechado en otras mejoras para la calle y no en degradar el paisaje urbano histórico, de un enclave con un alto valor monumental”. Además, han considerado que las farolas de fundición “suponen un bien patrimonial que cualquier ciudad con unos políticos y proyectistas sensibles y cultos se afanan en proteger y conservar como testimonio de lo pretérito”. Éstas, según han aclarado, son conservadas en toda ciudad española; y en Europa, países ricos africanos o Estados Unidos son consideradas parte de su monumentalidad, “aquí la sensibilidad es destructiva y luego viajamos para admirarlas en el extranjero”. 
Para estos vecinos “raya lo inconcebible que la sustitución realizada no ha conllevado una iluminación sensible y cuidada, sino la instalación de unas inadecuadas farolas más apropiadas para un parque contemporáneo,  en vez de actualizar los faroles fernandinos instalándoles una parrilla de Led´s en su hemisferio superior, como se hace en cualquier municipio”. La asociación, con todo esto, consideran que el Ayuntamiento “vilipendia el patrimonio urbano mueble que vamos atesorando y que ha costado un esfuerzo impositivo a los cordobeses”. Este “progresivo exterminio” de los elementos urbanos que marcan una época, está confiriendo una “visión anodina” a la parte más artística de Córdoba: su Casco Histórico. “Es impensable, farolas tan chabacanas para la puerta de cualquier Ayuntamiento europeo, enclavado en una zona histórico-artística”, han concluído desde la asociación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here