Menacho, el tuit y la presión social


El ataque de ansiedad del imputado en el caso Guadalquivir Futuro y la parodia que se realizó provocan una oleada de reacciones, que ha derivado en la rectificación pública de Pedro García

respeto Menacho
Imagen del retweet de Pedro García./Foto: LVC

 
 
 
 
 
 
 
 
 
A estas alturas de la situación, probablemente, el «ataque de nervios» que sufría Cristian Menacho el pasado martes en los juzgados de la avenida del Aeropuerto sea más popular que los motivos que han llevado, a este miembro de las juventudes socialistas, a declarar ante el juez. Así, el tuit que parodiaba el suceso utilizando al grupo escultórico de las Angustias, y que fue compartido por el primer teniente de alcalde, provocó una oleada de reacciones en el espacio de unas pocas horas.
El hermano mayor de la cofradía de San Agustín expresaba su malestar por lo sucedido. Rafael Fernández se lamentaba de la “vergüenza” que le producía «el hecho de que se utilice una imagen sagrada y venerada por muchísimas personas para mofarse y utilizarla como caricatura”. Aunque su tono y sus palabras animaban a la construcción, respeto y pluralidad, no dejaba de ser cierto que lo peor era que “el teniente alcalde del Ayuntamiento de Córdoba retuitee”, esta parodia “y no se mantenga al margen de comentarios despectivos”.
Horas más tarde, la Agrupación de Cofradías expresaba en un comunicado que “lo que no habría pasado de ser una chanza de algún desocupado”, tras ser compartido por Pedro García “pasa a tener otro sentido y convertirse en agravio cuando interviene en ello uno de los más destacados representantes de los cordobeses en la institución común: el Ayuntamiento de la ciudad”. En consecuencia, desde la institución se considera ” inadmisible para todos los cofrades que el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García, dé publicidad y reconocimiento al grosero montaje fotográfico en internet”. De tal forma que se califica de ” infamia” comprobar que los titulares de la cofradía del Jueves Santo “son motivo de vejación por parte de otros; pero aún es más indignante cuando uno de los próceres de la ciudad es quien participa de este insulto sin importarle demasiado que, en su puesto, representa a todos los cordobeses”. Ante las consideraciones expuestas, el organismo que dirige Francisco Gómez Sanmiguel exige “una rectificación pública de quien no ha sabido estar a la altura del cargo que ostenta y de la confianza que le ha sido depositada”.
Menacho
Tuit con las disculpas de Pedro García

Con el comunicado de la Agrupación, las declaraciones previas del hermano mayor de las Angustias y las distintas corporaciones apoyando incondicionalmente a la decana de Córdoba; las reacciones seguían sucediéndose. Así, el máximo responsable de la hermandad del Sepulcro, Enrique León, señalaba que “realmente no creo que Pedro retuiteara el mensaje para hacer daño ni a la cofradía de la Angustias ni a los cofrades. Lo conozco, como amigo mío que es desde el instituto y la torpeza de Pedro no es otra que no ver que su perfil de Facebook o Twitter ahora mismo no sólo representa a su persona, también como teniente de alcaide a todos los cordobeses, incluso a los que no les hemos votado”. Todo ello para subrayar que “porque lo conozco me afirmo en que su acción no ha sido ni para dañar la imagen de la Cofradía de las Angustias ni la de las cofradías y estoy seguro que pedirá disculpas por su torpe retuiteo que iba dirigido sin lugar a dudas a hacer leña del árbol caído en las filas del PSOE”, ya que Menacho era miembro de las juventudes socialistas. Así, León concluía manifestando entender “la indignación de la hermandad”
Grupo de vecinos esperan la llegada de Menacho. /Foto: LVC
Grupo de vecinos esperan la llegada de Menacho. /Foto: LVC

La rectificación de García llegaba poco más tarde y la hermandad de las Angustias aceptaba las disculpas ofrecidas por el primer teniente de alcalde de la ciudad, Pedro García, quien manifestaba que compartió el tuit parodiando a Menacho “por razones políticas, sin intención de ofender las creencias de nadie”. Así lo expresaba la corporación del Jueves Santo, por medio de un comunicado, en el que señalan que el edil de Izquierda Unida ha manifestado que el comentario que el mismo había compartido en redes sociales no era “malintencionado”. Asimismo, en la nota se especificaba que García ha subrayado que no ha existido intención de ofender ni a la cofradía “ni a ningún ente cristiano”.
En la vorágine de declaraciones y reacciones quedaba un último actor, Cristian Menacho. Éste acusaba a la prensa de “presión y acoso”, lo que derivó en el estado de ansiedad de este martes, “yo no estoy acostumbrado a esto”. El investigado insiste en que “estuve aquí con la cabeza bien alta para declarar, para gritar mi verdad”. Eso sí, sobre el caso por el que está investigado no ha dado ninguna declaración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here