La importancia de revisar las instalaciones eléctricas de baja tensión


El objetivo es informar y concienciar a los propietarios de las instalaciones comunes de la necesidad y obligatoriedad de realizar las inspecciones de forma periódica cada diez años

Las instalaciones eléctricas de baja tensión en los edificios de cuatro o más plantas, con ascensor o más de veinte vecinos tienen que ser revisadas. Por este motivo, la Junta de Andalucía ha iniciado una campaña dirigida, en primer lugar, a los administradores de fincas, para concienciar de la necesidad de hacer más seguros estos inmuebles.

Contadores de consumo eléctrico. /Foto: LVC eléctricas
Contadores de consumo eléctrico. /Foto: LVC

El delegado de Economía, innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona, ha inaugurado esta mañana, junto con la Presidenta del Colegio de Administradores de Fincas, Mercedes Romero, una jornada sobre Inspecciones de Baja Tensión en Edificios de Viviendas con potencia de más de 100 KW. Esta jornada técnica se enmarca en las acciones de información y difusión que la Junta de Andalucía desarrolla con el objetivo de informar y concienciar a los propietarios de estas instalaciones comunes de la necesidad y obligatoriedad de realizar las inspecciones de forma periódica cada diez años.
El responsable territorial ha destacado que estas inspecciones “no son otra cosa que una medida que garantiza la seguridad y correcto funcionamiento de las instalaciones, lo que supone mejorar la seguridad de los edificios y por lo tanto la seguridad de las personas que residen en ellos”. Según ha puntualizado, con el acto de hoy se les informa de esta obligatoriedad y “cuando hablamos de inspecciones de baja tensión en edificios de viviendas con potencia de más de 100KW nos referimos principalmente a edificios que tengan cuatro o más pisos de altura y que dispongan de ascensor o que superen los 20 puntos de suministro”.
Según datos de la Asociación de Organismos de Control de Andalucía, Asocan, que es quien se encarga de estas revisiones, en Andalucía entre 2012 y el 2014 sólo se han realizado 341 inspecciones periódicas de baja tensión por parte de los organismos de control autorizados (OCA’s).
En la jornada de hoy han intervenido por un lado el jefe del servicio de industria, energía y minas de la delegación, Manuel Ángel López, que ha abordado la casuística que engloba este tema, como normativa, inspecciones, responsabilidades y en un apartado especial el tema de ascensores. También ha participado el presidente de Apieco (Asociación de Instaladores de Córdoba), Rafael Gandía, como representante de los únicos agentes facultados para reparar los posibles defectos detectados en el transcurso de una inspección. Dichos instaladores deben operar en el seno de una empresa instaladora habilitada y podemos encontrar en la página web de la Junta una relación con todas las empresas habilitadas para trabajar en este campo reglamentario.
Para terminar, José González, como representante de Asocan, que agrupa a los organismos autorizados para poder realizar las inspecciones de las instalaciones eléctricas de Baja Tensión, ha explicado cuales son las obligaciones y los principales defectos y deficiencias que pueden presentarse en los edificios y cuáles podrían ser sus consecuencias. En la página web de la Junta existe una relación de todos los Organismos de control que pueden realizar este tipo de actuaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here