Los comerciantes de la calle María Cristina denuncian el paso del tráfico


El desvío de tráfico por la calle María Cristina, tras el cierre del acceso de vehículos a la calle Capitulares provoca el descontento de los comerciantes

El pasado día 3 de enero se abrió el tráfico en los extremos de la calle Capitulares. Esta apertura ha provocado que la céntrica calle María Cristina se quede como uno de los principales accesos a vehículos en la zona centro, algo con lo que los comerciantes de este enclave no están de acuerdo. En un primer momento, según han explicado estos comerciantes, la obra de la calle Capitulares posibilitaría el acceso a tráfico del servicio público y residentes por la misma. Sin embargo, las declaraciones del delegado de Movilidad del Consistorio cordobés, Andrés Pino, que aseguraban que la calle Capitulares quedaría “totalmente peatonal” ha sorprendido a estos vecinos.

Coche por la calle María Cristina. /Foto: LVC
Coche por la calle María Cristina. /Foto: LVC

De esta forma, la propietaria de uno de los establecimientos de esta calle ha afirmado que “es un peligro que pasen por aquí coches, ya que no está bien delimitada la acera y la carretera, sobretodo al final de la calle donde se meten en el paso de peatones y los coches se suben a la acera”. Según ha explicado, “yo recuerdo hace unos 17 años que por aquí pasaban coches sin ningún problema, pero claro la acera estaba más alta y no había problema para los peatones”. En cambio, ahora, “más de un vecino se ha llevado un susto” al salir del establecimiento. Además, ha lamentado, “muchos coches, a pesar de que no pueden, se quedan estacionados frente al escaparate e incluso frente a la puerta de la tienda”. Eso sí, la propietaria ha confesado que en lo que refiere al nivel de ventas no ha variado mucho, “los que sí lo están sufriendo son los propietarios de los bares”.
Taxi a la salida de la calle María Cristina. /Foto: LVC
Taxi a la salida de la calle María Cristina. /Foto: LVC

Precisamente, Rafael Navarro es propietario del bar El Burrito Cordobés. El mismo ha explicado que “el objetivo de la obra era reducir el número de vehículos por la calle Capitulares, no esto”. Así mismo, Navarro se ha quejado que desde el Ayuntamiento nadie se ha puesto en contacto con nosotros para informarnos de este cambio. Es más, “yo, por ejemplo, dejé de poner la terraza en mi bar cuando vi que los coches estaban pasando por aquí, ahora sé que no puedo ponerla en ningún momento”. Las dimensiones del establecimiento no son suficientes para acoger a un gran público y la esperanza de este comerciante estaba puesta en la terraza de su bar, ahora con el acceso al tráfico “no puedo hacer nada”.
Todas estas quejas han sido incluidas en una carta que en nombre de los propietarios de los establecimientos de la calle María Cristina han enviado al Consistorio, sin embargo, según ha explicado Rafael Navarro, “aún no han obtenido ninguna respuesta”. De la misma forma, plantean una serie de soluciones. Entre éstas se incluye el doble sentido en la calle Claudio Marcelo, “de esta forma los coches que vienen de Santa Victoria tirarían por la calle Carbonell y Morand y los que vienen de carga y descarga podrían entrar por la Trinidad y saldrían por San Fernando”.  También, plantean que, “al menos a partir de una determinada hora de la tarde, se cierre el acceso al tráfico y nosotros podamos poner terrazas”.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here