El PSOE exige a los bancos que paguen la mitad de los gastos de la formalización de las hipotecas


Hurtado pide a los clientes que no permitan que los contratos recojan estas cláusulas abusivas

El diputado del PSOE por Córdoba, Antonio Hurtado, ha exigido a los bancos que paguen la mitad de los gastos de formalización de las hipotecas, y asuman así los criterios establecidos por el Tribunal Supremo tras la sentencia que considera como abusivas las cláusulas que imponen al cliente todos estos gastos.

Antonio Hurtado
El diputado socialista, Antonio Hurtado

Hurtado ha explicado que estos gastos en una hipoteca media pueden ser en torno a los 3.000 euros, que deberían ser compartidos entre cliente y entidad financiera y no ser asumidos en su totalidad por el cliente. Estos gastos son los de notaría, registro de la propiedad, gestoría y actos jurídicos documentados.
Para el diputado socialista, el Alto Tribunal considera en su sentencia que algunos de estos gastos deberían correr a cargo del banco por ser el verdadero interesado en que se realicen, como es el caso del registro de la propiedad y otros deberían tener reciprocidad y ser compartidos por cliente y entidad bancaria.
Hurtado pide a los clientes que no permitan que los contratos recojan estas cláusulas abusivas y a los notarios que “examinen, adviertan y obliguen a corregir los contratos que las incluyen para su eliminación antes de que se formalice el contrato hipotecario”.
Para los préstamos hipotecarios ya formalizados, Hurtado recomienda tramitar las correspondientes reclamaciones en las entidades bancarias para que los devuelvan y en caso de negativa, acudir a la vía judicial a través de las demandas colectivas que están presentando las asociaciones de consumidores y algunos gabinetes jurídicos.
Hurtado considera que los gastos de formalización de hipotecas con cargo al cliente han sido “una cláusula abusiva más impuesta por los bancos, que se suman a las cláusulas suelo, IRPH, desahucios, comisiones abusivas y que están siendo los tribunales de justicia quienes están exigiendo resarcir a los clientes de los perjuicios de estas prácticas”.