Los Reyes Magos llegan a Palmeras


La asociación Red XXI, creada por voluntarios para promover el ocio alternativo en este barrio, ha organizado en el colegio de Salesianos su tradicional fiesta de Reyes


Ilusión, Navidad, pon tus sueños a volar cantaba Gloria Estefan en Más Allá. Pues eso es lo que han hecho hoy 80 niños de 3 a 10 años del barrio de Palmeras gracias a la asociación Red XXI que ha logrado que ninguno de los peques que se han portado bien, se quede sin regalo de Reyes, sean cuales sean sus situaciones familiares.
img_1393
La magia de la solidaridad ha sido posible gracias a la asociación Sea, el colegio de Las Esclavas y San Francisco de Sales, que han estado recogiendo juguetes para que los voluntarios de red XXI, la mayoría de ellos chavales del barrio, los clasificasen según las edades y envolviesen para facilitar el trabajo a SSMM Los Reyes Magos de Oriente.
Una de las madres que esperaba hoy a las puertas del colegio de Salesianos, donde ha tenido lugar la entrega de regalos, ha dicho que “los Reyes de los maestros son los únicos que van a poder recibir mis hijos porque mi marido y yo estamos sin trabajo”.
img_1394
En el barrio, los voluntarios de Red XXI son los “maestros”. Esta entidad surgió de un grupo de voluntarios ligados a la obra social de los salesianos que tomaron el relevo de su fundador, Don Bosco, y una vez que la orden religiosa dejó el proyecto en esta zona deprimida de Córdoba, lo han continuado constituyéndose como asociación y buscando recursos propios para financiarse.
Espíritu salesiano
Ese espíritu tan salesiano se ha sentido hoy en el patio del colegio donde monitores del centro juvenil Dosa, perteneciente a la obra pastoral de Salesianos, han organizado una yincana con los tradicionales juegos de patio con los que los pequeños se han divertido jugando con sus “maestros”. Después, el grupo joven de la hermandad del Prendimiento, que había decorado el teatro Avanti, se ha encargado de llamar a los pajes reales para que repartiesen los regalos a los pequeños. “Yo he sido muy buena” decía una niña de cuatro años que no ha parado de llorar hasta que se ha sentado en el regazo de uno de los reyes que le ha entregado un paquete más grande que ella misma.
En sus caras se veía ilusión, mucho agradecimiento a sus “maestros”, sonrisas enormes al recibir sus regalos. Ya lo decía Don Bosco, su proyecto era de los jóvenes y de entre ellos, los más pobres.
img_1395
Precisamente sobre la carroza de la Cabalgata de Reyes reservada para niños de determinados barrios de Córdoba, se ha pronunciado el presidente de Red XXI, un funcionario que lleva toda su vida implicado en el barrio de Palmeras y además hoy ha llevado a sus propios hijos a que disfrutaran de la fiesta de Reyes. Germán Moreno ha explicado que la carroza forma parte de un proyecto municipal contra el absentismo escolar y solo participan junto a Colín, la mascota del proyecto educativo del Ayuntamiento de Córdoba, aquellos niños que mejores resultados han tenido en este aspecto. Es decir, el absentismo escolar se trata, sobre todo, en centros educativos de Palmeras, Moreras y Polígono Guadalquivir “por eso se ha elegido a niños de esos coles que mejor han respondido en la asistencia al cole y en su rendimiento y distribuirlos por varias carrozas sería inviable para que sus maestros o monitores pudieran acompañarles a todos”. No se trata de ninguna idea excluyente, sino, todo lo contrario, participar en la cabalgata está siendo un premio para ellos.
“Que haya algo que anime a los niños a ir al colegio es positivo”, ha valorado Germán, “el problema es que hay que explicarlo bien para que no suponga un malentendido”.
Las calles de Palmeras, un patio en el que jugar
Red XXI pretende este año incrementar su presencia en Palmeras en ocio educativo, fuera de su convivencia anual en CampoBosco (Trassierra) y su escuela de verano (durante el mes de julio). “Gracias a una subvención pública que hemos recibido vamos a empezar a realizar actividades en las manzanas durante los fines de semana”. Todo ello se va a coordinar con todas las entidades que trabajan en el barrio, los voluntarios -muchos de ellos, chavales de los oratorios salesianos que ahora continúan colaborando con sus “maestros”- y, lo más valioso es que “se va a poder contratar a un monitor para que se encargue de coordinar el proyecto”.
Y el sentido vuelve al origen. Si los primeros salesianos que aterrizaron en Palmeras lo hicieron con una pelota y unas tizas para pintar rayuelas en las manzanas del barrio, espacio donde gira la vida social de muchos vecinos, Red XXI va a recuperar ese ocio alternativo, sano, de convivencia: “usar las calles de Palmeras para disfrutar y divertirnos” ha apuntado Moreno que está convencido de que así “podemos ser una referencia para otros chavales que quizá no se diviertan de una manera demasiado sana”. Desde la educación social, interactuando en el propio barrio y abriéndolo, por qué no, a todos los cordobeses que solo pasan por “Cantarranas” para ir al Decathlon o a Leroy Merlín.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here