María Jesús Arroyo, enfermera cordobesa en Berlín


María Jesús Arroyo ha vivido de cerca el incidente ocurrido en Berlín este lunes cuando un camión se ha desviado de su recorrido adentrándose en un mercadillo navideño

Este lunes, día 19 de diciembre, un atropello multitudinario por parte de un camión en la plaza de Breitscheidplatz, en Berlín, ha causado, según fuentes policiales, al menos 9 víctimas mortales y unos 50 heridos. Todo ha ocurrido en un mercadillo navideño de la conocida plaza en pleno centro de la capital alemana. A pesar de desconocer las causas del ataque, sus semejanza con el pasado atentado en Niza, en el mes de julio, puede hacer pensar que se trata de un atentando terrorista.  Así, el ataque se ha producido sobre las 20:15 con un camión de gran tonelaje negro. De esta forma, el vehículo se ha salido de la calzada por donde circulaba irrumpiendo en la zona peatonal. Según parece, el camión ha circulado por un camino entre los puestos del mercadillo y ha acabado estrellándose contra  pino de navidad situado en el centro del mercadillo. Al parecer, el supuesto autor ya ha sido detenido.

María Jesús Arroyo, enfermera. Berlín
María Jesús Arroyo, enfermera.

Precisamente, María Jesús Arroyo, es enfermera en Berlín, trabaja en el hospital Neukölln krankenhaus. Es de Córdoba capital y vive en la capital alemana desde dos años. Según ha contado, “en el momento del suceso me encontraba trabajando en el hospital y compañeros, familia y amigos han sido los que nos ha llamado preocupados porque estaban viendo en directo en televisión lo que estaba pasando”. Así, Arroyo ha explicado que “sobre las 22:00 nos han llamado a la planta los mismos directores de enfermería del centro hospitalario y urgencias para avisarnos de que estábamos en alerta de catástrofe y que, posiblemente, podríamos recibir muchos heridos y debíamos estar preparados”. De la misma forma, ha confirmado que “estábamos muy confusos y al bajar a urgencias nos han informado de la noticia”.
Afortunadamente, ha proseguido la enfermera, “hemos recibido sólo dos personas que, a pesar de haberlos visto, no se a ciencia cierta si venían de aquel lugar”. Seguramente, “han sido heridos graves, con alguna contusión”. A esto, ha añadido que “nuestro hospital está alejado del centro de la ciudad”. Por esto, “relativamente ha estado todo tranquilo y nos han vuelto a mandar a las plantas sólo por si pudiésemos ser necesarios”. Una vez finalizado su turno, sobre las 23:45, María Jesús ha regresado a su domicilio, “cuando nos han dicho que podíamos irnos, en el resto de los hospitales estaba todo controlado”.
La vuelta a casa “ha sido normal”, ha explicado la enfermera, “he vuelto con dos compañeras más y todo estaba tranquilo, en Berlín la cosa está bastante controlada, afortunadamente. Además, vivo a 10 minutos del hospital, alejada de la zona del incidente”. María Jesús ha finalizado destacando que se siente orgullosa de la ciudad de la que procede, Córdoba, y que espera volver a España. Así mismo, ha afirmado que “cuando pasa algo así mi familia es lo primero en lo que pienso y espero que, ojalá, no estén preocupados”.