Dos detenidos por hurtar una caja fuerte y prendas sin protección


Una cámara de viodeovigilancia capta al arrestado en el momento de llevarse una caja fuerte

Agentes de la Policía Nacional han procedido, en dos intervenciones diferentes, a la detención de sendas personas por la presunta comisión de un delito de hurto en establecimientos comerciales de la capital cordobesa.

caja
Vehículo de la Policía Nacional. /Foto: LVC

La primera intervención, tuvo comienzos hace un mes, al recibir los investigadores una denuncia de un establecimiento de la zona centro, en la que la víctima manifestaba la sustracción de una caja de caudales con más de 900 euros del interior de su establecimiento. Los agentes encargados de la investigación a través del visionado de las cámaras de video vigilancia, observaron como una persona se introducía dentro del establecimiento y aprovechando que nadie le observaba, se llevó al parecer, una caja fuerte de pequeñas dimensiones.
Ante tales hechos los agentes establecieron un dispositivito tendente a la localización y plena identificación del presunto autor, dando como resultado la detención el pasado día 15 de una persona de mediana edad por la presunta comisión de delito de hurto.
La segunda intervención se produjo a primera hora de la tarde del día de ayer, cuando se recibió llamada a la Sala operativa del 091, desde un establecimiento comercial, donde el personal de seguridad privada del mismo, tenían retenida en la zona de aparcamientos a una persona, que presuntamente había hurtado diversos artículos aprovechando que carecían de dispositivos de seguridad antihurtos, introduciéndolos en un carro de la compra sin pasar por la línea de caja y sin abonarlos, evitando ser detectados gracias a la inexistencia de dichos dispositivos de alarma.
Una vez en el lugar agentes, encuadrados dentro de la Operación Comercio Seguro en Córdoba, comprobaron la veracidad de los hechos procediendo a la detención de una mujer por la presunta comisión de un delito de hurto, recuperando el total de los artículos sustraídos, cuyo valor ascendió a más de 500 euros.