La comisión que revisará el callejero franquista echa a andar


De la comisión forma parte Luis Naranjo, quien propuso cambiar el nombre al barrio de Cañero cuando fue director general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía

Vista aérea de la avenida del Conde de Vallellano./Foto: LVC

Esta mañana celebra su primera sesión la Comisión sobre la Memoria Histórica que tiene entre sus cometidos la revisión del callejero así como de la presencia de símbolos de cualquier tipo que pudiera contravenir la ley sobre esta cuestión. Este órgano nace como consecuencia de un acuerdo unánime en el Pleno del Ayuntamiento de marzo de este año. En noviembre se aprobaron sus integrantes y ahora comienza sus trabajos que deberán concluir, en un plazo no fijado aún, en un dictamen que será sometido a debate y aprobación del Pleno de la Corporación.

Vista aérea de la avenida del Conde de Vallellano. (comisión)
Vista aérea de la avenida del Conde de Vallellano. /Foto: LVC

Esta comisión está formada por un representante de los seis grupos políticos con presencia en el Ayuntamiento: Mar Téllez (PSOE), Alba Doblas (IU), Juan Miguel Moreno (PP), Alberto de los Ríos (Ganemos), David Dorado (Ciudadanos) y Rafael Serrano (UCOR). Además, también están presentes miembros de tres asociaciones memorialísticas: Diego Matas (Círculo Memoria Histórica), Luis Naranjo (Foro de Memoria Histórica), y Manuel Díaz (Foro Ciudadano para la recuperación de la memoria Histórica). A esto se suma un representante de la Universidad, como es el profesor Antonio Barragán y Juan Andrés de Gracia, en nombre del movimiento ciudadano. Faltan por conocerse los nombres de los designados tanto por el Gobierno de la nación como por la Junta de Andalucía.
Pese a que la primera corporación municipal democrática ya hizo una criba en profundidad del nomenclátor relacionado con el franquismo, con posterioridad se han ido depurando estos elementos, aunque la aprobación de la ley de Memoria Histórica por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero volvió a reabrir el debate. Al hilo de esta nueva normativa, la coalición de PSOE e IU en la Junta de Andalucía creó una Dirección General de Memoria Democrática en la que puso al frente a Luis Naranjo, quien propuso en Córdoba una serie de cambios en el callejero que provocaron un amplio rechazo ciudadano, como el del barrio de Cañero, al que se opusieron sus propios vecinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here