PP considera el fallo judicial del Pocito un “revés y un varapalo” a la política errática del cogobierno sobre inmatriculaciones


Luis Martín recomienda al gobierno que abandone el sectarismo en la gestión, la política errática basada sólo en ideología que después tumban los tribunales de justicia

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Córdoba Luis Martín considera que el fallo judicial sobre el Pocito de la Fuensanta supone un “revés y un varapalo” a la gestión errática y sectaria del cogobierno municipal de PSOE e IU, “más ocupados en generar confrontación que en resolver los problemas reales de la ciudad de lo que no se han ocupado en más de año y medio de gestión”.

Pocito de la Fuensanta. (Cabildo)
Pocito de la Fuensanta. /Foto: LVC

Martín apunta que la resolución del juzgado representa “una enmienda a la totalidad” a la política revisionista e ideológica de un gobierno municipal que “ha convertido en problema y enredo todo lo que ha tocado”.
“La sentencia judicial sobre el Pocito confirma que este gobierno municipal no tiene problema alguno en buscar el atajo para lograr aquello que se propone alcanzar por cuestiones ideológicas, que no por interés general de la ciudad, circunstancia que le han llevado a encontrarse con una resolución judicial contraria”, recalca.
En este sentido, Martín insta al cogobierno a “abandonar la senda de la confrontación y el sectarismo, a iniciar un nuevo camino donde se priorice el interés general de la ciudad y de las personas, que ponga orden en las prioridades y respete la legalidad vigente”.
El concejal popular apunta, además, que con esta sentencia judicial -y aunque queda recurso al TSJA- se sienta un precedente importante que debe servir a PSOE e IU a “ser más responsables en el gobierno de la ciudad”.
“Es el momento de que PSOE e IU reflexionen y decidan si deben seguir por la senda de los informes y contrainformes para imponer una determinada ideología y visión en la sociedad para que después reciben el varapalo de la justicia o por si el contrario adoptan una posición responsable y ajustada a derecho”, argumenta.
El concejal popular sostiene que “es hora de que el sentido común y el respeto se instalen en un gobierno que hace tiempo que debió abandonar el sectarismo y la imposición ideológica”. “Desde la seguridad jurídica y la responsabilidad, el Ayuntamiento de Córdoba puede defender el patrimonio público, mucho mejor que desde posiciones extremas y chapuceras que, al final y por fortuna, son paralizadas por sentencias judiciales”.
Martin sugiere a PSOE e IU que si quieren seguir revisando lo hagan desde sus propios grupos y no utilizando el tiempo y los recursos del Ayuntamiento para montar polémicas que nada aportan a Córdoba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here