Córdoba se rinde a la Asociación Española Contra el Cáncer


Las reinas del lazo rosa de la provincia lograron reunir a casi 400 personas en el Real Círculo de la Amistad en una cena de gala donde no faltó de nada y todo lo que sobró fue el cariño a la causa

“Cuando el cáncer llega a una familia, la transforma por completo” decía una de las elegantes señoras asistentes ayer a la cena que la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Córdoba celebró en el Real Círculo de la Amistad. Esta mujer lo había sufrido en su propio cuerpo, con la secuela física que deja marca para toda la vida. Marca de sufrimiento pero también de valentía por haberse puesto el mundo por montera y haber logrado superar quimioterapias, noches en vela esperando unos resultados y lágrimas de hijos y padres desconsolados ante las incertidumbres.

AECC Córdoba
Cena de gala de la AECC en Córdoba

Esta mujer fuerte, que prefiere no decir su nombre, tiene mucho que agradecerla una no menos valiente guerrera, María Luisa Cobos, que justo anoche celebró su aniversario de bodas y quiso agradecer a la vida la oportunidad que le había brindado de seguir disfrutando de tanta gente como la quiere, al margen de las sesiones de quimio que están ahí, pero en un lugar muy por debajo de los abrazos, las muestras de apoyo y los buenos momentos como el que vivieron las casi 400 personas que anoche quisieron aportar su granito de arena para la causa.

La velada fue completa, recepción de autoridades, coctel de bienvenida para entrar en calor donde desfilaron señoras con unos outfit que nada tienen que envidiar a los que sacan las famosas en el papel couché. Predominó el negro, la sobriedad, rota por originales diseños como los de algunas féminas que optaron por modelos de la diseñadora cordobesa Matilde Cano, que apoyó la causa y regaló una maravillosa capa en tono marfil sorteada durante la cena. Más casas comerciales de Córdoba como El Espejo te dice guapa o Ana Torres, entre otros, ofrecieron regalos a los asistentes.

aeccEl menú fue delicioso, ejemplo del buen hacer de la restauración de este buque insignia del ocio y la sociedad cordobesa. En mesas por grupos de amigos o empresas, entre las que se encontraban las ginecólogas de la clínica cordobesa IFEM, expertas en reproducción asistida y tratamientos para la salud y el bienestar integral de la mujer, así como representantes de diferentes esferas económicas, médicas y culturales de la sociedad.

Pasadas las 1.00 de la madrugada la música se apoderó del liceo hasta que los tacones de ellas aguantaron en pie. Todo era poco para agradecer la lucha de la AECC que día a día ofrece todo su apoyo a los enfermos de cáncer y a sus familias con la mejor de sus sonrisas.

¡Un brindis por la AECC de Córdoba!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here