El soldado Cerezo, un ejemplo a seguir


Este militar cordobés, finalista de los Premios One por salvar la vida a una niña, agradece que con estos reconocimientos se ponga en valor la profesión de quienes prestan un servicio a la sociedad

El soldado cordobés Francisco Cerezo perteneciente al Regimiento Córdoba X de la Brigada Guzmán el Bueno, ha asistido recientemente a la gala de la II Edición de los Premios Por los héroes, concedidos por la publicación One Magazine, como finalista en la categoría de Ejemplo a seguir, asignada al personal de Fuerzas Armadas (FFAA), Cuerpos de Seguridad y Emergencias que realizan una acción con un elevado riesgo personal.

militar Francisco Cerezo
Francisco Cerezo, en la gala de los Premios One

Estos galardones están dedicados a las personas que con sus iniciativas y sus actuaciones en situaciones límite hayan demostrado un valor y un sacrificio dignos de ser reconocidos por el conjunto de los españoles. Por ello, no es de extrañar que se haya tenido en cuenta al soldado Cerezo, quien para muchos se convirtió en un héroe cuando sin estar de servicio salvó de un incendio a una niña en Córdoba.
La Voz de Córdoba ha hablado con este militar, enamorado de su profesión desde que ingresó hace ya 14 años en las FFAA, para conocer cómo se siente al recibir tal reconocimiento, aunque finalmente el galardón recayó en manos de Iván Fernández García, mozo de esquadra, y su hermano Cristian, auxiliar del Servicio de Emergencias que socorrieron a un hombre y cinco niños de ser arrastrados por una riada.
La actuación heroica de Francisco tuvo lugar en agosto del año pasado cuando éste se encontraba junto a su familia en una vivienda que tenían en San Basilio, disfrutando de su permiso por paternidad. Allí comenzó a oler a humo. Al asomarse al patio, descubrió que se estaba produciendo un incendio en la cocina de una vivienda adyacente. Ante la gravedad del asunto, no se lo pensó y aunque se dio aviso a los bomberos, decidió “trepar por un conducto de desagüe de nueve metros hasta el piso superior del edificio”. “Entré por una ventana, que por suerte estaba abierta, y ante un humo asfixiante que tomaba fuerza por el pasillo, descubrí al fondo de la vivienda, en su cuarto, a la hija de una vecina que tenía unos 11 años en estado de shock, sin ni siquiera contestar a mis preguntas debido a este estado” ha explicado. Francisco, no sólo sacó a la menor de la casa que “probablemente si no lo hubiera hecho, habría fallecido por intoxicación” y la puso a salvo, sino que, para evitar que el incendio se propagara, volvió a entrar con un extintor para apagar el fuego antes de que llegaran los bomberos.
Cerezo se ha mostrado “muy agradecido” y ha hablado abiertamente de otros muchos aspectos. “Considero muy positivo que se celebren este tipo de actos que trasladan lo bonito que es hacer algo por la sociedad”, “además, es una forma útil de concienciar a la ciudadanía de la importancia de ayudarnos los unos a los otros”, ha señalado. Este soldado, a quien no le gusta considerarse un héroe, cree que “afortunadamente hay muchas otras personas que se merecerán igual que yo, o más, este reconocimiento y que no están en primera línea, gente anónima”.
El soldado cordobés, Francisco Cerezo
El soldado cordobés, Francisco Cerezo

Por otra parte, Cerezo ha hecho especial hincapié en la importancia de que “la gente debe saber que los que pertenecemos a las Fuerzas Armadas no sólo nos vamos de misión de vez en cuando o realizamos nuestros correspondientes trabajos en nuestras bases, sino que estamos de servicio las 24 horas del día los 365 días del año”.
Este militar está convencido de que se ha avanzado mucho en el reconocimiento social de la labor de quienes pertenecen al Ejército. “Nos dedicamos a servir a nuestro país con mucho orgullo y para ello, recibimos constantemente formación y pasamos mucho tiempo lejos de nuestras familias”, ha comentado. “Hoy día estamos muy profesionalizados, muy preparados física y psíquicamente, y, aunque es cierto que cada vez más percibimos que la sociedad reconoce nuestro esfuerzo, aún hay mucho desconocimiento sobre lo que hacemos y lo capacitados que estamos para nuestras funciones”, ha añadido el soldado. De ahí, que Francisco aplauda este tipo de actos y eventos que ponen en valor su profesión y la de otros muchos trabajadores y empleos que que tienen que ver con el servicio a la ciudadanía.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here