Fiscalía mantiene 20 años de cárcel para acusado de asfixiar a un anciano por 20 euros


Esa fue la ridícula cantidad que le robaron dos hombres, uno de ellos ya en la cárcel por asesinato, y otro ciudadano rumano de 40 años localizado en Munich e imputado por el mismo crimen

Hoy ha quedado a deliberación de un jurado popular si un ciudadano rumano de 40 años participó en el crimen de un anciano hace ya 10 años, cuando la sociedad cordobesa se despertó conmocionada por el asesinato de un anciano en su propia casa que había sido maniatado y asfixiado hasta acabar con su vida como confirmó la sentencia que condenó a uno de los asesinos.

Audiencia Provincial de Córdoba (trabajadora)
Audiencia Provincial de Córdoba. /Foto: LVC

Sin embargo, el dantesco escenario no pudo ser obra de una sola persona y el reo delartó al presunto cómplice dando unas indicaciones muy claras: una ofensiva frase tatuada en el cuello. Así, el pasado mes de agosto las autoridades alemanas lo localizaron el Munich gracias a una orden internacional emitada desde la Audiencia Provincial de C´órdoba por su posible implicación en el asesinato del anciano.
Un jurado popular lo ha juzgado esta semana en la sección Tercera y tras cuatro días de pruebas, el Ministerio Fiscal mantiene que el acusado participó en el asesinato de un anciano para robarle la ridícula cantidad de 20 euros. “Las pruebas de que el acusado es autor de unos hechos de tal gravedad son contundentes” ha manifestado el fiscal del caso en sus conclusiones definitivas en las que lo acusa de un delito de asesinato y de otro de robo con violencia por los que le pide penas que suman más de 20 años de cárcel.
Hace ya una década, otro jurado popular condenó a un hombre por el asesinato del anciano en su propia casa pero que declaró en búsqueda y captura a su cómplice. Para el fiscal la condena anterior es determinante ya que el ausado coincide con la descripción que dio el asesino.
Además, en su argumentario de defensa de la implicación de esta segunda persona en el asesinato, el fiscal resalta los restos biológicos que los forenses hallaron en las uñas del fallecido, en la ropa que llevaba el día de los hechos así como la coincidencia del ADN en un cigarrillo encontrado en el lugar del crímen.
“No ha dicho la verdad en este juicio”, ha sostenido el fiscal con respecto al procesado porque, además “las pruebas son contundentes” y ha considerado los argumentos exculpatorios del hombre como “fuera de cualquier lógica humana”: el imputado dijo que los restos biológicos se debían a que le hizo un masaje a la víctima.
Restos de sangre en el domicilio del anciano confirmarían que el acusado participó amordazando, maniatando y asfixiando hasta la muerte al hombre de 78 a quien sustrajeron la cantidad de 20 euros. Sin embargo, no será hasta el próximo sábado cuando el jurado dictamine sobre la culpabilidad o inocencia del acusado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here