La obra de Capitulares, "una pesadilla" para los vecinos de Alfaros


La asociación de vecinos de Alfaros y Puerta del Rincón denuncian la contaminación, ruido de los bares, tráfico de autobuses y la obra de Capitulares

Atasco de coches en la calle Mayor de Santa Marina. /Foto: LVC
Atasco de coches en la calle Mayor de Santa Marina. /Foto: LVC

Ya son históricas las reiteradas manifestaciones que han llevado a cabo la asociación de vecinos de Alfaros-Puerta del Rincón en lo que refiere a la situación que viven día a día en las puertas de sus residencias. El motivo principal de la queja, ahora, es la obra que está teniendo lugar en la calle Capitulares, desde hace cuatro meses, y que, según anunciaba la comisión de seguimiento de este proyecto, se alargará, varias semanas más. Concretamente, los vecinos se han lamentado del exceso de tráfico que esta obra está provocando en la calle Enrique Redel, Plaza de Don Gome, calle Santa Isabel y Mayor de Santa Marina y que, sobre todo al mediodía, ocasiona innumerables atascos en la zona. Esta situación, según la asociación de vecinos, se ha puesto en conocimiento del responsable de tráfico del gobierno municipal, quien aún no ha presentado una respuesta pública.
Obra de Capitulares. /Foto: LVC (vecinos)
Obra de Capitulares. /Foto: LVC

No ha sido el único motivo de queja que tienen los residentes en la calle Alfaros. También, han lamentado el exceso de contaminación y ruido debido al elevado tráfico de vehículos que circulan por esta calzada. Es un hecho que, han considerado, conlleva un considerable deterioro, que día tras día sufren estos vecinos, debido a la baja calidad medio ambiental de su entorno. A su vez, han añadido la queja por el continuo paso de autobuses que provoca ruidos, vibraciones constantes y otros riesgos derivados del tráfico de estos vehículos pesados.
Así mismo, desde la asociación han vuelto a solicitar que la zona de Alfaros-Puerta del Rincón sea considerada como zona acústicamente saturada. Esta es una consecuencia que viene provocada por los bares de copas de que se encuentran en esta calle y que, según los vecinos, también están sufriendo.