Miaoquehago, objetivo cumplido


La Fundación Miaoquehago, creada para ayudar a niños con problemas de desarrollo, ha organizado una fiesta benéfica para recaudar fondos para su causa

Miaoquehago ha celebrado hoy su fiesta anual para recaudar fondos para su causa: “ayudar a niños con problemas de desarrollo”.
Mas de 400 personas se han dado cita en los bajos de la plaza de toros para poner su granito de arena y ayudar a esta Fundación a recaudar el dinero necesario para continuar con su labor!
“Ha sido un éxito absoluto” nos ha explicado su Presidente y fundador Bernardo Jordano que ha querido agradecer a Córdoba y a todos los patrocinadores y colaboradores su apoyo.   “Se han vendido todas las entradas, gracias a la colaboración de cada una de las personas que nos han acompañado hoy, podemos seguir trabajando”.
img_9442Miaoquehago se ha constituido “como institución privada asistencial para familias con niños que presenten cualquier trastorno en sus primeras etapas de desarrollo”, a las que pretende prestar ayuda a través de tres vías: “intercambiando información sobre terapias, centros y profesionales, orientando a las familias en sus trámites con el resto de instituciones privadas y públicas y sufragando parte de sus costes en tratamientos habituales”.
La sede de la Fundación ‘Miaoquehago’ se sitúa en Córdoba y extiende su ámbito de actuación a todo el territorio nacional, contando ya esta iniciativa “con un fuerte respaldo global, mostrado de forma notable en las redes sociales, contagiadas por un mensaje natural y muy optimista, que busca valorar el esfuerzo que realizan estos pequeños y sus familias para conseguir evolucionar poco a poco”, según ha señalado Jordano.
El emblema de la fundación son unas gafas redondas que simbolizan una forma distinta de ver la vida, según sus responsables, y ha calado hondo en la sociedad a través de sus productos de ‘merchandising’, como unas pulseras que se muestran en la red desde muchos lugares del mundo, u otros artículos, que repiten el lema de ‘Miaoquehago’: ‘La Magia está por todas partes, si no eres capaz de verla, quizás necesites gafas’.