La mujer cordobesa, joya clásica


Vuelve el oro amarillo combinado con mucho color para el 2017

El sector de la joyería en Córdoba no estaría remontando aún, mientras que otras actividades sí habrían experimentado mejores índices de ventas tras la progresiva mejora de la coyuntura económica. Así es como lo ve Juan Miguel Escribano, propietario de la conocida joyería familiar que lleva por nombre su propio apellido y que lleva más de 40 años funcionando.

Joyería Escribano
Juan Miguel Escribano, muestra alguno de sus artículos

Este joyero cordobés asegura que en estos momentos y “tras perder en los últimos años su sitio, la joyería sigue tratando de recuperar sus ventas”. Según Escribano, “la sociedad de ahora, por norma general, apuesta antes por emplear su dinero en modernas actividades de ocio o en viajar por distintos rincones del mundo, que por adquirir un artículo de lujo como una joya”. “Las prioridades de las personas han cambiado, y por consiguiente, la joyería se ha tenido que adaptar a ello”. “Ahora nuestros artículos no proyectan tanto lujo sino que las líneas son más sencillas, así como asequibles en cuanto a precio se refiere”, manifiesta este joyero.
Es una realidad que ciertos valores que giran en torno a la joya, como el glamour, la categoría o el buen gusto, con la crisis, han pasado a un segundo plano. “Antes tenías una joya y no sólo la disfrutabas y lucías, sino que sabías que tenías un objeto de gran valor, ahora eso ya no le importa tanto a la gente”. “Hoy día interesa más cambiar de artículos y complementos que poseer una buena joya y lucirla permanentemente”, nos cuenta Escribano.
En este sentido, nos cuenta Escribano que a la joyería no le ha quedado más remedio que ir evolucionando hacia piezas atemporales “que se puedan lucir en cualquier momento y para cualquier ocasión apostando por líneas más actuales dejando a un lado lo sobrecargado”. “Aún así, habiéndonos adaptado a esta tendencia, cerraremos un año complicado en cuanto a la venta de joya de nivel medio en Córdoba”, añade este joyero.
Joyería Escribano
Varias joyas de la nueva colección de Escribano

En cuanto a la clientela, Escribano cuenta que cada vez entran más personas en su comercio interesándose por artículos que oscilen entre los 40 y 60 euros, “precios que obviamente están más ligados al sector de la bisutería lo que nos da una idea de como se ha ido devaluando el valor de la joya”. “También hay que destacar que son más las mujeres que acuden a adquirir en nuestra tienda un artículo de lujo”. “Ya no son tantos los caballeros que vienen a escoger una sortija o colgante para regalar, sino que ahora la mujer toma la iniciativa y viene con las ideas muy claras de lo que quiere, ya sea para regalar o para ella misma”, añade. “Los hombres, en cambio, suelen venir, sobre todo, para adquirir relojes”.
Por otra parte, Escribano considera a Córdoba una “ciudad conservadora”, por lo que la tendencia actual de su joyería va encaminada hacia lo clásico y lo sobrio, frente a los artículos envueltos en fantasía, aunque como toque de modernidad apuesta más ahora por los colores y las combinaciones de piedras preciosas (esmeralda, zafiro o rubí) y las semipreciosas (topacio, jade, tanzanita…), pero sin perder la línea tradicional por la que de forma general se decanta la mujer en Córdoba. El joyero, que cuenta con una larga trayectoria como profesional de la venta de media y alta joyería, afirma que la mujer cordobesa es una enamorada de la joya tradicional frente a la vanguardista.
Como avance para el 2017, Escribano nos adelanta que volverá con fuerza el oro amarillo y se jugará aún más con el color en los artículos de lujo medio, que son aquellas joyas que oscilan entre los 500 y 1000 euros aproximadamente.
 
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here