El Ayuntamiento "se compromete" a adecuar la antigua N-IV


El Consistorio se compromete a realizar un estudio de movilidad del entorno que incluya todas las necesidades, tanto del campus universitario, como de Rabanales 21

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, y la concejal delegada de Infraestructuras, Amparo Pernichi, se han reunido con el Rector de la Universidad, el presidente de CECO, representantes de Rabanales 21, Quemasem y de los parques comerciales e industriales situados en el entorno de la antigua N-IV, respondiendo así a las peticiones realizadas para adecuar su trazado a las necesidades de la zona que han convertido dicha vía en una arteria urbana, más que en una carretera.

Campus Universitario de Rabanales (UCO) N-IV
Campus Universitario de Rabanales. /Foto: UCO

El Ayuntamiento se ha comprometido a iniciar los estudios para actuar en el tramo comprendido entre la Glorieta de La Louviere y la de entrada a Rabanales 21, para incorporar ese tramo como vía urbana, dando respuesta a las necesidades que plantean el tráfico rodado, el transporte público, los ciclistas y los peatones. La zona colindante a la antigua N-IV ha sufrido una profunda transformación con el desarrollo del Campus Universitario, Rabanales 21 y los polígonos industriales y tecnológicos, de ahí la necesidad de adecuar dicha carretera, a las necesidades urbanas que plantea ese entorno, al tiempo que dar respuesta a la movilidad de la zona, muy exigida por el crecimiento de la misma.
El Ayuntamiento se ha comprometido a realizar un estudio de movilidad del entorno que incluya todas las necesidades, tanto del campus universitario, como el parque Rabanales 21, las Quemadas y Tecnocórdoba, de manera que pueda ofrecer soluciones a las necesidades del mismo, integrando todas las modalidades de transporte para su acceso, incluyendo el cercanías y haciendo una propuesta de integración y solución global a la movilidad de toda la zona.
Así mismo, desde el Consistorio han prometido realizar una valoración económica de lo que podría suponer la actuación para convertir en vía urbana la antigua N-IV y que un estudio previo realizado por la delegación de infraestructuras, podría situarse alrededor de 1,7 millones de euros.