Un desalojo del Pleno en el que pagan justos por pecadores


La Policía Local saca del salón de Plenos a los miembros de Stop Desahucios, Medalla de Oro de la Ciudad, que no participaban en la protesta

Como es habitual en todos los plenos ordinarios del Ayuntamiento desde septiembre pasado, un grupo de parcelistas de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Extrarradio y de la Asociación de Vecinos Nuevo Higuerón, para reclamar la dotación de servicios a sus viviendas. A raíz del tumulto, se ordenó el desalojo del salón de Plenos, medida que incluyó a los representantes de Stop Desahucios, un colectivo galardonado por el Ayuntamiento.

Desalojo del Pleno. (Plenos)
Desalojo del salón de Plenos. /Foto: LVC

La protesta se inició en el mismo momento en que arrancó el Pleno, cuando Rafael Salazar intentó dejar en los escaños de los capitulares unas botellas de plástico con un líquido que, en su opinión, es lo que beben en estas zonas de la ciudad. Los agentes de la Policía Local les dijeron que permanecieran en la zona reservada para el público, pero en ese momento comenzaron los gritos, dirigidos mayoritariamente a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, y al primer teniente de alcalde, Pedro García.
Como el ruido no cesaba y no se podía desarrollar con normalidad la sesión plenaria, se ordenó el desalojo del salón de Plenos, una medida que incluyó, paradójicamente, a los miembros de la plataforma Stop Desahucios, un colectivo que en octubre de 2013 recibió la Medalla de Oro de la Ciudad, en un solemne acto desarrollado en el Teatro Góngora. Los representantes de este colectivo esperaban pacientemente en sus asientos a que se abordase una moción relativa a la pobreza energética.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here