Cómo detectar los delitos de odio


El jefe de la Policía Local afirma que Córdoba "no es una ciudad que en principio haya muchos problemas al respecto, pero hay que prepararse para el futuro e incidir en la prevención”

La Policía Local de Córdoba forma esta semana a total de 40 mandos y agentes policiales en prevención y actuación frente a delitos de odio y discriminación, a través de un curso multidisciplinar, de 25 horas de duración, que se desarrolla en la Sala de Formación del Real Jardín Botánico de Córdoba, y en cuya inauguración ha intervenido el teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente.
Aumente, que ha estado acompañado por el jefe de la Policía Local de Córdoba, Antonio Serrano, y de la primera ponente del curso, la fiscal delegada en Córdoba de Delitos de Odio y Discriminación, Lucía Chacón, ha resaltado que “el esfuerzo formativo” del cuerpo de la Policía Local de la capital, realizado, en este caso, con el apoyo de la Delegación de Recursos Humanos del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía, “es una garantía de un servicio de Policía de Barrio eficaz y sensible en la protección de los derechos fundamentales como el que caracteriza a nuestra ciudad”.

Lucía Chacón, Emilio Aumente y Antonio Serrano. (odio)
Lucía Chacón, Emilio Aumente y Antonio Serrano. /FOTO: LVC

Aumente ha detallado que en España se han registrado en 2015, según el Ministerio del Interior, un total de 1.328 delitos de odio y discriminación, lo que supone una subida del 3,3 por ciento respecto a 2014. Sobresale, además, que de ellos se han esclarecido 687, el 51,7 por ciento del total. En este sentido, el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana ha resaltado que “existe aún mucha variedad de delitos que ahora no están entrando en la tipificación como delitos de odio y es importante que salgan a la luz y que la Policía Local esté preparada para no solamente ayudar a las víctimas sino para levantar atestados”. Por todo ello, Emilio Aumente ha insistido que la formación resulta “fundamental para prevenir y actuar frente a delitos de odio y de discriminación, que precisan un esfuerzo de clarificación y tipificación, por su complejidad y por lo que pueda venir, tanto por incremento de denuncias como de casos”.
Por su parte, el jefe de la Policía Local de Córdoba, Antonio Serrano, ha asegurado que la capital “no es una ciudad que en principio haya muchos problemas al respecto, pero tenemos que prepararnos para el futuro e incidir en la prevención”. La fiscal Lucía Chacón ha afirmado que los delitos de odio “son cada vez más importantes y todos necesitamos formarnos porque a nivel internacional se han identificado hace pocos años”, al tiempo que ha resaltado que “la labor policial y de la Policía de barrio es esencial para identificar delitos de odio, porque son los primeros que entran en contacto con las víctimas”.
En esta línea, Chacón explica que “el autor de esta clase de delitos se mueve por una motivación de discriminación a un grupo o minoría que tiene una característica común”. De modo que “es muy importante que en los atestados se refleje ese motivo porque si no no se va a poder tipificar como tal”. “Pueden ser delitos de apariencia común como un intento de homicidio o contra la propiedad, pero si son odio y discriminación -agrega- también atentan al principio de igualdad y a la dignidad de la persona y afectan a la cohesión social”.
Por último, la fiscal Lucía Chacón ha abogado por que “determinados grupos intolerantes estén controlados para prevenir estos delitos”.
Cabe recordar que el concepto internacional de delitos de odio y discriminación establece como motivo la raza, religión, orientación sexual, etnia, ideología, discapacidad, pobreza o cualquier otra condición.
El profesorado del curso lo integran además de la primera ponente, la Fiscal Delegada en Córdoba de Delitos de Odio y Discriminación, Lucía Chacón, el sargento Policía Local de Madrid experto en materia de Delitos de Odio David Martín; la experta en intervención sociocultural, violencia de género y menores Victoria Fernández; el presidente del Movimiento contra la Intolerancia y experto en delitos de odio y discriminación, Esteban Ibarra, y la coordinadora y letrada del Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía (SAVA Córdoba), Laura Fernández.
Conviene destacar que de los 40 policías que se forman en este curso, 38 son mandos y agentes de la Policía Local y dos pertenecen a la Policía Nacional, en virtud de la cooperación existente entre ambos cuerpos policiales. El curso tiene entre sus objetivos sensibilizar sobre la existencia, prevención, detección e investigación de las nuevas realidades sociales relacionadas con la discriminación y los delitos de odio y su incidencia en los distintos aspectos de la Seguridad Ciudadana; formar al personal policial para asumir un papel activo en labores de prevención; analizar y evaluar los protocolos de actuación policiales a seguir; conocer y mejorar la atención a las víctimas de discriminación y delitos de odio, y dotar al personal policial de las herramientas y habilidades necesarias para prevenir la comisión dichos delitos.