Luces de Puente Genil para la Quinta Avenida de Nueva York


Iluminaciones Ximenez, una empresa ubicada en Puente Genil desde hace más de medio siglo, llenará de luz la Isla de Manhatan, en Nueva York, esta navidad

Aún no ha trascendido el diseño, pero ya es seguro: el salto internacional -más allá de Europa- de Iluminaciones Ximenez va a tener lugar este año, y será iluminando nada menos que la Quinta Avenida de Nueva York y también Japón. La empresa nacional líder del sector en iluminación extraordinaria y decorativa, se encuentra ahora en plena temporada alta, trabajando contrarreloj para terminar todos sus pedidos navideños.

nueva york
Iluminaciones Ximenez desembarca en Nueva York / Foto: Iluminaciones Ximenez

Madrid, Córdoba, Málaga, Granada, San Sebastián o Barcelona, en España, y Oslo, Munich, Londres y Ginebra en Europa son sólo algunas de las capitales que han sucumbido a sus intrincados diseños de luz, y ahora toca el turno de Nueva York, una capital en la que los motivos luminosos son santo y seña de la imagen de la ciudad, tanto para sus habitantes como en el imaginario colectivo.
Creada en 1940, la empresa cuenta en la actualidad con más de 250 empleados, entre los que trabajan en su sede en Puente Genil, y en las distintas delegaciones con las que cuenta la empresa, repartidas por toda la geografía nacional.
Iluminaciones Ximenez empezó en los años 60 con las tradicionales luces de incandescencia y ya hace cinco años que se cambió a la tecnología led,  y con materiales de última generación como led, microled y lámparas flash no contaminantes y que suponen un ahorro estimado en consumo energético que supera el 60 por ciento. Su ciclo anual empieza en febrero con los carnavales y continúa a lo largo del calendario por las grandes ferias, como la de Sevilla, hasta desembocar en la Navidad.
Aunque la tradición en Nueva York no es la de decorar avenidas, sino escaparates, edificios y viviendas, poco se sabe de cómo será el diseño en el que trabaja la empresa cordobesa, que lo mantienen en secreto. Lo que sí es seguro es que éste es el primero de muchos trabajos transoceánicos, puesto que también han recibido encargos de Japón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here