Cultura desmonta la queja de la Plataforma Mezquita Catedral


Una resolución de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía desmonta la queja presentada por la Plataforma Mezquita Catedral de Córdoba: patrimonio de todos, a causa del traslado de todas las taquillas a una ubicación externa al Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba. La misma exonera al Cabildo Catedralicio de las quejas presentadas por el colectivo ante la Consejería de Cultura en el que tilda de “nuevo acto lesivo del discurso histórico artístico de nuestro principal recurso cultural”.

Detalle del documento de resolución de la Delegación territorial de Cultura de la Junta de Andalucía./Foto: LVC (desmonta)
Detalle del documento de resolución de la Delegación territorial de Cultura de la Junta de Andalucía./Foto: LVC

La decisión de la Delegación de Cultura se remonta al 4 de diciembre de 2014, cuando resuelve la petición en la que Audioguiarte Servicios Culturales solicitaba instalar su stand, para el alquiler de audioguías, en el Patio de los Naranjos. El primer trámite de la misma se elevó a la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba y, al tratarse el conjunto monumental de un Bien de Interés Cultural (BIC), ésta elevaba la solicitud a la administración competente que, en este caso, era la entidad autonómica. La comisión de patrimonio de la delegación autorizó, con la rúbrica de la entonces delegada territorial Manuela Gómez Camacho, que las taquillas permaneciesen en este enclave durante un plazo de dos años. El mismo expira en el mes de diciembre de 2016, cuando habrán de retirarse las taquillas del recinto, tal y como establecía el plazo otorgado de “dos años, a contar desde el día siguiente de la notificación de la presente resolución”.
En contra de las alegaciones presentadas por la plataforma ciudadana, la resolución de la entidad autonómica deja claro en su resolución de 2014, la recomendación de “presentar un plan de ubicación de todas las infraestructuras necesarias para atender las visitas turísticas más allá de esta fórmula de añadidos portátiles con elementos que poco tienen que ver con el carácter histórico y patrimonial del Monumento”. El dictamen implica, en consecuencia, que no solo las taquillas de Audioguiarte, sino las que posee Boxtours para el alquiler de radioguías y las de la propia venta de tickets deberán tener una localización exterior al propio monumento.
El tenor literal de la resolución viene a mostrar que el órgano competente con los BIC manifestó su postura de forma expresa. Y no se trata de que, como la plataforma ciudadana expresa en el documento elevado a Cultura, se esté llevando a cabo una “manipulación” por parte del Obispado. La cual interpreta en dos sentidos, “adoctrinar a los visitantes”, así como “engrosar el número de entradas a sus centros confesionales”. Por el contrario, el dictamen demuestra que fue la propia Delegación la que indicó el plazo para deslocalizar las taquillas del Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba. El hecho de que la plataforma no haya valorado, de forma previa a la elevación de la queja, tal resolución de la propia administración llama bastante la atención y desmonta su alegato a la Consejería de Cultura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here