La "Patrulla Canina", pero la de verdad, demuestra sus habilidades en Córdoba


Medio centenar de perros policía han demostrado en unas jornadas nacionales celebradas en la capital que son los mejores agentes para detectar droga o explosivos y para rescatar a personas

Casi un centenar de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, funcionarios, militares, criminólogos y expertos en patrullas caninas se han reunido en Córdoba para abordar los beneficios de estos perros policía en las jefaturas territoriales donde realizan labores tan importantes como el rescate de personas perdidas o el rastreo de droga, explosivos o billetes.
Las primeras Jornadas Nacionales de creación de trabajo de Unidades Caninas en las Policías Locales han contado con expertos de la talla del sargento de la sección canina de la Royal Gibraltar Police, Louis Philip Baglietto quien ha explicado que el perro no es “un instrumento más de trabajo” sino que el animal está entrenado para diferenciar perfectamente si tiene que atacar -algo que sucede en poquísimas ocasiones- o si bien, tiene que encontrar a una persona que se ha perdido porque reciben un adiestramiento diario desde cachorros.
Según ha comentado el sargento, el día a día de estos perros es similar a la serie austriaca “Rex, un policía diferente” porque los animales viven con sus guías y sus familias en un ambiente como el de cualquier animal de compañía con la diferencia que cuando el policía se va a trabajar, el perro no se queda apaciblemente dormido en un sillón, sino que sale con él para patrullar como un agente más.

Exhibición canina. Fuente: LVC.
Exhibición canina. Fuente: LVC.

Y, ¿qué raza de perros son más óptimas para estas “patrullas caninas”? Baglietto explica que no tienen que ser de raza pura, pero sí indica que los perros de caza son buenos para rastrear drogas, como los labradores y los pointers; pero también son apropiados los pastores alemanes que tienen un olfato muy desarrollado para las labores policiales de búsqueda.
Pero un entrañable perro de aguas también puede ser la pareja perfecta para un policía de estas unidades caninas, presentes en todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado pero no en todas las comandancias tal y como explica Rafael policía local de Córdoba pero que ha trabajado como Policía Nacional en la unidad canina de Sevilla.
Él cuenta con la titulación de guía canina, expedida por la Junta de Andalucía y es uno de los impulsores de que se implemente una unidad con perros en Córdoba “porque son muchas las ventajas que podrían repercutir en la sociedad”; ya no solo en las operaciones sino como labor divulgativa para dar a conocer la importancia de los perros en colectivos de personas con alguna discapacidad, que se convierten en parte esencial de sus vidas.
Un policía entrenando con su perro. Fuente: LVC.
Un policía entrenando con su perro. Fuente: LVC.

Ambos policías coinciden en lo gratificante que es contar con compañeros “perrunos” porque posibilitan un trabajo en equipo con una compenetración total y que además, ese compañero de trabajo pasa a ser un miembro de la familia porque en la mayoría de los casos viven con los agentes.
Casi medio centenar de perros de llegados de todos los puntos de España se han dado cita estos días en Córdoba para compartir experiencias de trabajo, abordar mejoras y reflexionar sobre las ventajas de incorporar a estas “patrullas caninas” en las unidades policiales de las distintas jefaturas.