Fuerte incremento del cultivo de almendras por el auge del producto


Las hectáreas de almendro han pasado 1.060 a 2.326 en un año, por lo que se espera un buen año exportador

Los primeros avances de las solicitudes de la Política Agraria Común (PAC) señalan que la superficie de almendro en la provincia de Córdoba se sitúa en 2.326 hectáreas, un 45 por ciento más que en 2015, cuando se declararon 1.051 hectáreas. Son los datos facilitados a Vélites por la Delegación Provincial de Agricultura de la Junta de Andalucía, que recuerda que el año pasado fue  un buen año exportador en la provincia, con 3.225 toneladas vendidas de frutos secos, por valor de 26,9 millones de euros (una sexta parte del total andaluz).

Distintos tipos de fruto,, de Almendras Morales
Distintos tipos de fruto, de Almendras Morales. Fuente: LVC.

Mientras el año 2014,  la producción de almendro rondó las 87 toneladas, este año se espera una cantidad mucho mayor, puesto que el número de hectáreas casi se ha duplicado. Cabe recordar, además, que la tendencia en este sector es de crecimiento, puesto que ya el año pasado se vendieron frutos secos por encima de los años 2014 (21,5 millones) y 2013 (15,9 millones).

De este modo, la superficie de frutos secos de la provincia (incluyendo pistacho y nogal) ha pasado de 1.473 hectáreas el año pasado a 2.830 hectáreas en el presente curso. “Córdoba tiene una presencia en los mercados exteriores más relevante que en términos superficiales gracias entre otros a Almendras Morales. Las exportaciones andaluzas de frutos secos fueron de 161 millones de euros en 2015, 115 en 2014 y 70 millones en 2013, un facturación en clara progresión”, señalan desde la Junta de Andalucía.

Por su parte, Francisco Morales, administrador de la empresa Almendras Morales, la principal comercializadora de este fruto seco, ha asegurado que, si se mantiene el precio actual –que está en 6,50 euros el kilo para la comuna, 9,50 la marcona y 8,80 la largueta-, se va a vender este año toda la producción.

La campaña de este año empezó oficialmente el 1 de agosto, con los precios algo más altos que los de la almendra americana, aunque, con posterioridad, esta última ha ido subiendo y en la actualidad la diferencia entre ambas de 1 euro el kilo, que vale de más la española. No obstante, a pesar de que este año hay más producción, el precio se ha mostrado estable, a excepción de en la almendra comuna, en la que ha bajado casi 3 euros el kilo.

Con este panorama, Francisco Morales se muestra convencido de que este año el precio de venta no va a moverse y se va a vender toda la almendra, gran parte de ella en Europa y el Norte de África. Sobre el aumento en la superficie plantada, apunta a que es beneficioso para el sector, porque le permite ser más competitivo, aunque se muestra sorprendido por el aumento. “Se está plantando una barbaridad de almendros”, remata Morales.