Beber cerveza, mejor que leche


La cerveza es capaz de fortalecer huesos y ayudar a nuestra longevidad, mientras que la leche está conectada con la obesidad, la diabetes y el cáncer

Citando un estudio de la Harvard School of Public Health, PETA, una Asociación Ecologista, ha asegurado que la cerveza es capaz de fortalecer huesos y ayudar a nuestra longevidad, mientras que la leche está conectada con una serie de enfermedades. La vicepresidenta ejecutiva de PETA, Tracy Reiman, no ha dudado en afirmar que “el alcohol en moderación puede ser beneficioso, mientras que no hay manera de consumir lácteos de forma responsable” .

Cerveza sin alcohol
La cerveza sin alcohol conlleva beneficios para la salud

Según la información difundida por PETA, el consumo de lácteos se vincula a enfermedades de corazón, obesidad, diabetes y cáncer, así como con la capacidad de contribuir a la aparición de acné, exceso de mucosidad y síntomas de intolerancia a la lactosa, como flatulencia. Además, y siempre de acuerdo con PETA, hay evidencia de que los lácteos causan osteoporosis en lugar de prevenirla.
Por otro lado, atribuyen a la cerveza la capacidad de evitar la fragilidad ósea, entre otros efectos beneficiosos para la salud. De acuerdo, con las conclusiones de la Universidad de Harvard, hay más de 100 estudios que muestran cómo el consumo moderado de alcohol tiene la capacidad de reducir el riesgo de ataques cardiacos, infartos y muertes de carácter cardiovascular. Además, también puede prevenir, siempre que se tome de forma comedida, la aparición de diabetes de tipo 2 y cálculos biliares.
El poder de los antioxidantes
Algunos estudios han demostrado que los azúcares que se encuentran en la cebada, uno de los componentes de la cerveza, son capaces de inducir la secreción de prolactina, que es la responsable de la producción de leche materna. Así que es la cebada y no el alcohol de la cerveza la que puede inducir esta producción, por lo tanto la cerveza sin alcohol puede tener el mismo efecto. Pero, además, la cerveza puede ser beneficiosa tanto para las madres como para los bebés que toman el pecho, ya que aumenta en un 30% la capacidad antioxidante de la leche materna.
leche maternal
Bebé tomando leche materna / Foto: Archivo

Pilar Cardoner, investigadora y jefa de Pediatría del Hospital Doctor Peset, ha asegurado que ha quedado demostrado que tomar un alimento rico en antioxidantes, como la cerveza sin alcohol, puede modificar la capacidad antioxidante de la leche y, de esta forma, se reduce el riesgo de que los niños sufran enfermedades cardiovasculares.
Por otra parte, varios estudios españoles demuestran que  los consumidores habituales de cerveza presentan niveles superiores de vitamina D (encargada de regular los niveles de calcio y fósforo en sangre) e inferiores de proteína C (indicador de oxidación asociado a un aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y otras patologías).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here