Majaneque y Encinarejo se librarán de inundaciones y tendrán arcenes tras 20 años de protestas vecinales


El Gobierno de España ha iniciado, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, las obras para el acondicionamiento y la mejora del camino de la CH-2, que une Córdoba con Encinarejo

“Ya era hora”, ha dicho el alcalde de la Entidad Local Autónoma (ELA) de Encinarejo, el popular Miguel Ruiz cuando esta mañana, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero; la alcaldesa, Isabel Ambrosio y el responsable de Carreteras en la Diputación, Maximiano Izquierdo, se han acercado hasta el solar de Majaneque donde está el cartel anunciador de unas obras de acondicionamiento de la CH-2 que une Encinarejo con Córdoba. A partir de ahora y durante nueve meses, con un presupuesto de ejecución de un millón de euros, se va a acometer la mejora de un tramo de 8,970 kilómetros de dicha vía 2 con el objetivo de garantizar la seguridad de los ciudadanos que circulan por la misma.

La alcaldesa, el presidente de la CHG y el delegado del Gobierno en Andalucía escuchando las explicaciones del jefe de obra.
La alcaldesa, el presidente de la CHG y el delegado del Gobierno en Andalucía escuchando las explicaciones del jefe de obra.

El tráfico rodado llega a alcanzar al día 17 millones de vehículos, un 26 por ciento de ellos pesados. Además, se trata de una reivindicación histórica de los vecinos tal y como ha contado a este periódico Vicena Cobacho, presidenta de la Asociación de Vecinos Unión de Majaneque que se ha mostrado satisfecha porque “se han producido muchos accidentes, cuando llueve se inunda la zona, no se puede andar porque no tenemos acerado”. Pues todo ello, parece que podría estar solucionado el próximo mes de junio cuando acabe la primera y la segunda fase de este proyecto, a la espera de que la CHG obtenga financiación para poder acabar la vía hasta Almodóvar del Río.
El subdelegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha reconocido que se trata de una “reivindicación histórica” y ha dicho que “es un ejemplo de que los procesos que se eternizan pueden tener un fin” y en este caso, todo apunta a que los plazos marcados se cumplan.
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) es la promotora de los fondos del Gobierno central para la realización del proyecto de acondicionamiento y su presidente, Manuel Romero, se ha mostrado optimista y ha anunciado que la siguiente fase ya está en proyecto y se ejecutará en cuanto “haya fondos suficientes”.
Por su parte, la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha aprovechado la ocasión decir que otro de los proyectos que mejorarían la accesibilidad de Córdoba sería la puesta en marcha del cercanías media distancia intermodal previsto para manifestar además de las obras, “un reclamo importante para la ciudad”, Córdoba mejoraría su accesibilidad con la puesta en marcha del cercanías media distancia, “un sistema intermodal” que mejoraría la accesibilidad con todos los vecinos de la capital. Para ello, ha pedido su colaboración al Gobierno de España a quien ha lanzado un órdago aprovechando la presencia de Sanz.
El responsable de Carreteras en la Diputación, Maximiano Izquierdo, entidad que se encargará de la gestión de este tramo una vez acabadas las obras, ha valorado la “lealtad institucional” que se ha dado para que se lleve a cabo este proyecto al que considera un medio de comunicación indispensable para los vecinos.
Tramos Córdoba y Encinarejo
La actuación, que tiene un plazo de ejecución de 9 meses, se ha dividido en dos tramos: Córdoba y Encinarejo. El primero es el que soporta el mayor tráfico, por lo que se hace más necesario su ensanche y refuerzo. En este punto destaca la travesía urbana de la barriada de Majaneque y las estructuras de paso de los arroyos Majaneque y Quintos. El segundo tramo, el de Encinarejo, necesita un refuerzo, a pesar de que ya fue ensanchado en 1990, por lo que se ha incluido en el proyecto.
Además de estos dos tramos, el delegado del Gobierno ha anunciado que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir está trabajando en otro proyecto, que ya está redactado, para acondicionar un tercer tramo, que discurriría por el término municipal de Almodóvar del Río. Aunque este tramo soporta una menor densidad de tráfico, se ha comprobado que necesita un refuerzo.
Los criterios de diseño adoptados en el proyecto a nivel general contemplan la adaptación de la velocidad a zona urbana o suburbana (límite de 50 kilómetros por hora), con sección de calzada de 6 metros y arcenes o aceras de 2 metros, así como el refuerzo de la sección estructural a fin de adecuarla al tráfico que actualmente soporta esta carretera. La ampliación de los arcenes permitirá la circulación de peatones y bicicletas con mayor seguridad.
En los tramos urbanos se instalarán los correspondientes pasos de peatones elevados reductores de velocidad, así como el acerado y canalizaciones para servicios urbanos.
Además, el proyecto también prevé la incorporación de aceras en zonas urbanas o con desarrollo de urbanización equivalente. Con esta actuación, la CHG quiere integrar las actuaciones previstas en el marco del PGOU vigente. De esta forma, se ha tenido en cuenta la ejecución más o menos inmediata de lo proyectado e incluido en los planes parciales, planes especiales, proyectos de urbanización y proyectos de infraestructuras en curso ya aprobados.
Una vez que la CHG finalice las obras de mejora, el Organismo de cuenca cederá la titularidad de la carretera a la Diputación de Córdoba, institución que, a partir de ese momento, deberá asumir la conservación y el mantenimiento de esta vía.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here