Los vecinos del Guadalquivir exigen una solución para la calle Acera del Lindero


El mal estado de la calzada unido al continuo paso de tráfico pesado de camiones está dañando las viviendas aledañas a la calle Acera del Lindero, en la barriada del Guadalquivir, provocándole grietas

Los miembros de la asociación de vecinos Guadalquivir han presentado una denuncia ante el Ayuntamiento de Córdoba en la que exigen una solución para la calle Acera del Lindera, sita en la parte más exterior de esta zona. El problema radica en el mal estado de la calzada que se agrava aún más con el paso de vehículos de tonelaje pesado -camiones-. De esta forma, el tráfico de este tipo de coches está llegando a provocar grietas en las viviendas aledañas. Según ha explicado el miembro de la junta directiva de la asociación Guadalquivir Miguel Ángel Aguilera “el problema de la calzada de esta zona viene de hace muchos años y se ha ido agravando más con la construcción de un nuevo hotel que obligaba a los camiones de mercancías a pasar por esta zona”.

Calzada Acera del Lindero. /Foto: LVC
Calzada Acera del Lindero. /Foto: LVC

Los propios vecinos buscaron una solución a este inconveniente y situaron en el principio de la calle dos placas que impedían el acceso a vehículos de gran tonelaje. Sin embargo, Aguilera se ha quejado de que “cada dos por tres estas placas son retiradas y aparecen tiradas en distintos lugares del barrio”. Además, “esta señalización no soluciona ningún problema; ya que los camiones acceden por la calle paralela a Acera del Lindero, que se encuentra en la misma situación que ésta”, ha explicado Miguel Ángel Aguilera.
Acerado Acera del Lindero.
Acerado Acera del Lindero. /Foto: LVC

Según ha afirmado el miembro de la junta directiva de esta asociación, “los desperfectos que sufre esta calzada, en la que el suelo es todo terrizo, ya están empezando a afectar a las viviendas cercanas a esta calle en las que en su parte exterior están apareciendo grietas”. Ya es la tercera vez desde 2011 que los residentes de esta zona presentan una denuncia ante el Consistorio cordobés, la segunda fue en el año 2012, y, aunque Aguilera ha explicado que “desde el Ayuntamiento les ha dado respuestas por escrito, en la que se comprometían a solucionar el problema de la calzada, aún no se ha hecho nada”.
 
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here