La delegada del Gobierno destaca el papel de las escuelas rurales


Estos centros se han ido creando con la finalidad de garantizar la igualdad de oportunidades y la cohesión social

La delegada del Gobierno, Rafi Crespín, ha asistido junto a la delegada territorial de Educación, Esther Ruiz,  al homenaje al director de escuelas rurales, José Quevedo y ha señalado que “estos centros son fundamentales para la Junta de Andalucía porque consolidan un derecho irrenunciable como es el de la igualdad de oportunidades en la educación  y la cohesión social que se consigue desde un compromiso serio, creyendo en lo que se hace, poniendo a las familias en el lugar que se merecen”.

Rafaela Crespín
La delegada de Gobierno, Rafaela Crespín / Foto: Archivo

Andalucía cuenta con colegios públicos rurales que “se han constituido con la finalidad de que todos los niños y niñas andaluces puedan ejercer su derecho a recibir una educación de calidad”, según ha indicado la delegada. En sus inicios, estos centros se plantearon para compensar y corregir las desigualdades que por razones socioeconómicas, culturales y geográficas impedían o dificultaban el acceso a la educación,  evitar que los problemas geográficos o de dispersión de la población fueran un obstáculo para el acceso de los niños y niñas a una educación digna y disminuir el desarraigo de los niños y niñas de su medio social y familiar.
Crespín ha manifestado que “hemos avanzado mucho en los últimos treinta años en materia de infraestructuras, de comunicaciones y de más y mejores servicios”. Para la delegada “es importante que contemos en cualquier núcleo rural de Andalucía con unas instalaciones de primera, de calidad, que permitan el mejor servicio que podamos prestar, porque la educación pública es prioritaria, es la que permite la igualdad de oportunidades y la movilidad social”.
En este sentido, la delegada ha puesto de manifiesto “el esfuerzo que el gobierno andaluz realiza para mantener las escuelas rurales, que permiten el acceso a una formación de calidad y contribuyen al arraigo de las familias a los municipios”. En Córdoba existen 10 centros que vertebran el término rural desde el punto de vista educativo.
Durante su intervención, Crespín ha comentado que “la verdadera esencia de Andalucía es la diversidad de su territorio, gente y costumbres bajo el denominador común de una tierra solidaria, con oportunidades, recursos y talento en forma de hombres y mujeres que creen en ella y que esa diversidad es la que hace más rica a nuestra tierra porque en cada rincón de ella hay un motivo para creer y crecer”. “Es por ello que desde el Gobierno de Susana Díaz volcamos todos los esfuerzos para que nadie se quede atrás por falta de oportunidades porque viva en un municipio más pequeño o diseminado ya que ahí está la solidaridad, sensibilidad y responsabilidad social de este gobierno para no dejar a nadie en el camino”, ha continuado.
Por otra parte, la delegada ha reconocido la labor de mujeres y hombres como José Quevedo “que han volcado su labor profesional en contribuir a la formación de generaciones de niños, niñas y jóvenes que tendrán la oportunidad de decidir qué hacer con su futuro y que hoy son lo que son, gracias en parte al esfuerzo y compromiso de personas como José que han dejado lo mejor de sí mismos en esta apasionante aventura de educar”.
Por último, Crespín se ha referido a que “la escuela rural es una forma de vida y que hoy en día los maestros y maestras que forman parte de esta gran familia lo hacen de forma voluntaria ya que se trata de puestos que se solicitan de manera voluntaria lo que consolida y da estabilidad a estos centros”.