Cosmos anuncia acciones legales contra el Ayuntamiento


La cementera dice que el inicio de la innovación del PGOU para sacar la fábrica de la ciudad es una "ruptura unilateral del diálogo" y afirma que el Consistorio tiene "falta de interés por el empleo

Cementos Cosmos considera que la decisión avanzada ayer por el gerente de Urbanismo de proseguir con la modificación del PGOU supone “la ruptura unilateral del diálogo sobre la fábrica cordobesa”. Por este motivo, la empresa “está estudiando la posibilidad de emprender acciones legales que protejan la actividad de la planta”. Para Cosmos, “se trata de una maniobra encaminada a invalidar el actual ordenamiento urbano conforme al cual ejerce su actividad y en base al cual ha llevado a cabo importantes inversiones en la cementera”.

Factoría de Cosmos en Córdoba.
Factoría de Cosmos en Córdoba. /Foto: LVC

Esta reacción por parte del Consistorio cordobés, antes de que se conozcan las conclusiones de la Mesa de Diálogo sobre el proyecto de valorización de Cementos Cosmos, pone de manifiesto “la falta de interés de este Ayuntamiento por el empleo y la industria en la ciudad de Córdoba”. Tras lo anunciado ayer, es obvio que “el objetivo del Ayuntamiento no era conocer el proyecto de valorización de Cementos Cosmos, sino fingir una cierta apariencia de diálogo”. “Parece claro que su único propósito era seguir con sus planes de dejar a una empresa fuera del mercado, negándole su derecho a ser más competitiva y eficiente”, ha afirmado Cosmos en un comunicado. La compañía ha manifestado desde el principio “la imposibilidad, tanto técnica como económica de trasladar la planta a otra ubicación” porque “el único traslado posible es el de la producción a otra fábrica que no esté sometida a las arbitrariedades que se están dando en Córdoba”. Llegados a este punto, “la empresa tendría que plantearse un cambio de estrategia en este centro de producción, y, por tanto, en el mercado andaluz”.
La decisión del Ayuntamiento, en opinión de la cementera, “representa un atropello contra los legítimos intereses de la empresa y sus trabajadores, así como una burla a la buena voluntad de las partes integrantes de la Mesa de Diálogo, a los que ha hecho perder todos estos meses sin esperar siquiera a que se presenten las conclusiones definitivas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here