Ciudadanos y UCOR rechazan la subida de impuestos


Desde Ciudadanos proponen la creación de una auditoría para averiguar como optimizar recursos y no tener que subir el IBI y desde UCOR piden que no se engañe a los cordobeses

La subida del tres por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que contempla el anteproyecto de ordenanzas fiscales para 2017 sigue creando controversias entre las distintas fuerzas políticas de la ciudad. En este sentido, Ciudadanos se ha unido al rechazo de esta subida. Ha sido su portavoz municipal, David Dorado, el que ha asegurado que “hay que abogar por optimizar los recursos que tiene el Ayuntamiento y no por subir los impuestos”. Además, desde el partido ofrecen soluciones. Así, Dorado solicita la creación de una “auditoria de gestión como una herramienta básica de control muy necesaria para saber donde podemos optimizar los recursos y evitar subir el IBI a los habitantes de Córdoba”.

Ciudadanos de Córdoba.
Una calle de Córdoba. /Foto: LVC

De esta forma, desde Ciudadanos insisten en su discrepancia con la delegación de Hacienda; ya que consideran que existiría la posibilidad de no tener que subir los impuestos a pesar de que aumente el valor catastral; tal y como ha ocurrido en la vecina ciudad de Sevilla.  Además, no sólo están en contra de este posible aumento del IBI, si no que también se niegan a “la subida de la tasa 104, que afecta a cementerios y Cecosam; la 105, que incluye higiene pública y la 107 sobre control animal”, que según el portavoz de Ciudadanos, contempla el anteproyecto de ordenanzas fiscales para 2017. Ésto, se ha lamentado Dorado, supondría “la segunda subida de impuestos y tasas consecutiva de esta legislatura”. Así, el portavoz ha concluido cuantificando en un “2,5 por ciento la posible subida de impuestos para el próximo año”.

A esta crítica se une la del grupo municipal mixto Unión Cordobesa. De esta forma, su portavoz, Rafael Carlos Serrano, afirma que “el año que viene todos los cordobeses que tengan una vivienda, todos, no los que más tienen, tendrán que pagar un 3 por ciento más”. Así, han culpado directamente al gobierno del Ayuntamiento al que acusan de “no tener la sensibilidad de compensar la subida para que los ciudadanos no tengan que pagar más impuestos por los mismos servicios”. Por todo esto, desde este grupo municipal se han quejado de que “se pide más esfuerzo a los residentes sin ningún resultado para la ciudad”.