Reina Sofía es pionera en una nueva cura del glaucoma


El hospital cordobés es el primer sanatorio público en utilizar una nueva técnica de microcirugía que mejora la intervención para los que padecen esta enfermedad ocular

El glaucoma es una enfermedad de los ojos que, sin tratamiento, podría suponer una pérdida total de la visión. Ahora, gracias a una nueva técnica de microcirugía los cordobeses que padezcan esta enfermedad podrán experimentar una mejora en su intervención y una reducción en las posibles complicaciones del postoperatorio. En total, ya han sido 12 los pacientes que han podido beneficiarse de esta nueva técnica en el hospital Reina Sofía, el primero de la sanidad pública en la utilización de este nuevo procedimiento.  Entre las principales ventajas, el paciente podrá adquirir el alta inmediata tras la operación y, además, el tiempo de recuperación también se verá reducido.

ojo humano (glaucoma)
Ojo humano. /Foto: LVC

En este sentido, el oftalmólogo de la Unidad de Glaucoma del complejo sanitario, Rafael Giménez, ha explicado que los resultados obtenidos “han sido muy satisfactorios, principalmente por la ausencia de complicaciones tras la cirugía”. Después de un año de investigaciones y seguimiento de la técnica, desde la unidad de glaucoma han valorado que “esta nueva técnica es segura y eficaz”.
El proceso quirúrgico al que se somete el paciente con el nuevo procedimiento consiste en la colación de un implante en el ojo a través de una pequeña incisión desde el propio ojo hasta el espacio subcojuntival. Aquí, es donde tiene lugar una de las novedades, la utilización de la anestesia tópica. Con esto, se permite que el paciente reciba el alta médica y pueda volver a casa con el ojo destapado y con capacidad de visión. Además, con esta nueva técnica se reduce la cantidad de sangrado, también disminuye la pérdida de tono ocular y los desprendimientos coroideos.
En España el dos por ciento de la población está afectada por esta patología que se considera como la segunda causa de ceguera prevenible en los países desarrollados. El riesgo a padecerla aumenta con la edad, fundamentalmente a partir de los cuarenta años.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here