Pozoblanco fue una fiesta con su Noche Blanca


Miles de personas vivieron la fiesta que ofrecieron 16 entidades y colectivos locales pozoalbenses repartidos por diferentes puntos del municipio

IMG_2493
Pozoblanco vivió ayer la fiesta de La Noche Blanca

Pozoblanco vivió ayer una jornada festiva con motivo de la Noche Blanca del Teatro, organizada con motivo del X Aniversario de El Silo, y con una ramillete de actividades que arrancaron por la tarde y concluyeron bien entrada la madrugada.
Fueron miles las personas, según el Ayuntamiento, que disfrutaron de las actuaciones programadas, especialmente en el centro de la localidad, una de la zonas más concurridas por la concentración de espectáculos en zonas aledañas a las calles Mayor, Real y Cronista Sepúlveda.
La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pozoblanco, Rosario Rossi, se ha mostrado muy satisfecha del desarrollo de la iniciativa: “Es difícil hacer una valoración de esta pasada noche a tan pocas horas del resultado final sin caer en una exaltación desmedida, porque los mensajes de alegría y apoyo han sido muchos”, explica Rossi, que ha destacado que unas 400 personas entre organización y colectivos han sido los artífices del éxito de esta fiesta.


La Noche Blanca arrancó de la mano de la Asociación Peludos Los Pedroches en el Patio de la Biblioteca, mientras que alumnos y profesores del Conservatorio interpretaron piezas musicales en la calle Mayor durante varias horas. Poco después arrancaba el pasacalles de la Banda Municipal de Música desde el Teatro El Silo y terminaba en la plaza anexa a la Rambilla, donde comenzó la actuación de la Escuela Municipal de Teatro.
Posteriormente, el Grupo de Amigos del Teatro de San Bartolomé actuaron en la trasera de la parroquial de San Bartolomé y, a su término, los integrantes del grupo Lorenzo Santacruz representaron sus papeles en la portada de la iglesia de San Sebastián.
El ensanche de la calle Feria a la altura de la calle Virgen de la Salud fue el escenario de la actuación del grupo de teatro de la Asociación de amas de Casa Marta Peralbo. A continuación el Grupo Jara y la Peña Flamenca Agustín Fernández ofrecieron una obra conjunta en la Plaza del Pozo Viejo. Posteriormente, la Peña Marcos Redondo actuó en las escaleras del Mercado de Abastos. Desde allí partió el pasacalles de la Banda de Cornetas y Tambores Cristo del Perdón y María Santísima de la Salud, hasta llegar al Risquillo.

Posteriormente tuvo lugar la actuación del Coro Romero Voces de la Sierra y después, en las escaleras del Risquillo, el grupo “Algunos Hombres” ofreció un concierto. Los Tunantes fueron los siguientes en actuar, en la parte trasera de Santa Catalina para dar paso al grupo Folk Aliara, que actuó en la plazoleta de la calle Doctor Rodríguez Blanco.
El fin de fiesta de esta Noche Blanca comenzó con la actuación del Grupo de Jotas La Faneguería y el colofón lo puso el grupo Los Mejía en la Cruz de la Unidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here