La obra de Eduardo García protagonizará Laberintos Líricos en junio de 2017


El Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad compartirá una creación artística que se personalizará en cada una de las localidades. A Córdoba llegará en junio de 2017

La capital cordobesa será escenario en junio de 2017 de Laberintos Líricos, la obra conjunta del colectivo multidisciplinar Boa Mistura que recorrerá las 15 ciudades del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad con el objetivo de que “el público participe de un diálogo vanguardista entre arte, poesía y patrimonio histórico”, y que en el caso de Córdoba estará centrada en la obra del poeta Eduardo García, fallecido recientemente.
Laberintos Líricos
Presentación de Laberintos Líricos, ayer en Madrid. /Foto: LVC

Así lo ha destacado la teniente de alcalde de Cultura, María del Mar Téllez, tras asistir este miércoles en Madrid a la presentación del proyecto Laberintos líricos en La Casa Encendida, en un acto presidido por la alcaldesa de Cáceres y presidenta del grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, Elena Nevado. En esta línea, Nevado ha manifestado que “Laberintos Líricos es un ejemplo en las últimas tendencias de creación artística contemporánea, algo que también encaja perfectamente en la filosofía de Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, porque todas somos ciudades históricas, pero vivas y llenas de energía, como es el arte de vanguardia”.
Sobre la aportación cordobesa, María del Mar Téllez ha resaltado que la obra del poeta Eduardo García, fallecido este año, iluminará Laberintos Líricos, de manera que al homenaje que recibirá en la 13 edición de Cosmopoética se suma este modo de leer su poesía a través de los prismas que componen esta intervención artística multidisciplinar.
Cabe destacar, según ha explicado Boa Mistura, que la instalación Laberintos líricos consta de 15 prismas triangulares (uno por cada ciudad) que se convertirán en un lienzo. La particularidad es que, en cada ciudad, se proyectarán y se verán de manera diferente. Se dispondrán según la localización y su “palabra”, ya que tendrán escrito un verso, un poema, de un autor local, mediante la técnica del anamorfismo. De esta manera, las palabras sólo podrán ser leídas desde determinados puntos, creando laberintos y paisajes de geometría de colores, acentuados por el carácter abstracto que ofrecen los prismas. Además, miembros de Boa Mistura han indicado que “con esta serie de intervenciones, iguales pero diferentes, conseguimos dar voz al corazón de las ciudades, en las que pasado y presente se aúnan en un diálogo enigmático”. El carácter “nómada y efímero” de la intervención generará, como indica la organización, “una experiencia única e irrepetible para los locales y visitantes, así como para el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, que con este proyecto construirán una nueva parte de la historia juntas.