Los hermanos de la Paz aprueban por unanimidad la coronación de su titular


El cabildo de hermanos, convocado de forma extraordinaria para someter a aprobación el inicio de los trámites para la coronación canónica de Nuestra Señora de la Paz y Esperanza, que tenía lugar esta mañana ha dado luz verde al proyecto de forma unánime. Los casi dos centenares de cofrades que se daban cita en los salones parroquiales han dado su apoyo a una iniciativa que ahora comienza un recorrido de varios años que, como ha señalado en declaraciones concedidas a La Voz de Córdoba el hermano mayor de la corporación del Miércoles Santo, Enrique Aguilar, abre un proceso del que destaca la ilusión que ha percibido en los asistentes, señalando que “este 4 de septiembre se ha convertido en una jornada histórica para la cofradía”.

Asistentes al cabildo de la Paz./Foto: LVC
Asistentes al cabildo de la Paz./Foto: LVC

Los responsables de la corporación que dirige Enrique Aguilar se reunían, en fechas pasadas, con el vicario general de la Diócesis, Francisco Orozco, para concretar los pasos a dar. El responsable eclesiástico indicaba a los mismos que el primer requisito era la convocatoria de la asamblea de hermanos. A partir de la aprobación manifestada por éstos, el siguiente paso consistirá en el envío de una carta al obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, que llevará adjuntas, las primeras firmas recogidas, el acta del cabildo y el expediente para la coronación de Nuestra Señora de la Paz.
El proceso que aguarda a la hermandad durante los próximos meses conlleva también la creación de una comisión procoronación; una campaña de recogida de firmas individuales y de adhesiones institucionales; la elaboración del mencionado expediente; la preparación de un programa de actos que se prologará durante dos años; y la preparación tanto de un plan pastoral, que pondrá énfasis en la formación, en el que tendrán especial protagonismo los padres capuchinos y la parroquia de San Miguel, como de una obra social encaminada a potenciar la actual y que irá destinada a las misiones capuchinas.
El plazo que marca para la coronación Enrique Aguilar se sitúa en el año 2020, “siempre que lo estime oportuno el Obispo”,subraya, destacando que será la Santa Iglesia Catedral el lugar donde se corone a Nuestra Señora de la Paz y Esperanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here