Año y medio de cárcel por agredir a un joven en una reyerta


La víctima estuvo "19 días hospitalizado, y 364 días de baja, quedándole secuelas permanentes de carácter neurológico y psiquiátrico"

El Juzgado de lo Penal número cuatro de Córdoba ha condenado a un año y medio de prisión a un joven de 24 años por causar lesiones graves a otro joven, de 25 años, en el transcurso de una reyerta entre dos grupos de jóvenes ocurrida el 15 de agosto de 2014, durante la celebración de una verbena en Adamuz.
Ciudad de la Justicia. audiencia juzgado juzgados joven
Ciudad de la Justicia. /Foto: JC

La sentencia, según ha informado a Europa Press el despacho EQ Abogados, que ha ejercido la acusación particular en este caso, no es firme, pues contra la misma cabe la presentación de recurso, y también condena al acusado a inhabilitación para el ejercicio del derecho del sufragio pasivo durante el tiempo de condena, al abono de las costas del procedimiento y a indemnizar con 30.000 euros a la víctima, que, dada la gravedad de las heridas que sufrió, precisó su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Reina Sofía de Córdoba.
En la sentencia se recogen como hechos probados que, “sobre las 6,00 horas del 15 de agosto de 2014”, el acusado, “que caminaba con un grupo de amigos, se cruzó en la zona del camino de los Huertos de Adamuz con su hermano y otros amigos”, momento en el que la víctima “recriminó” al acusado “que se riera de su hermano y de su forma de andar, comenzando ambos grupos a increparse y a empujarse, sin causar lesión”.
“Una vez que se calmó la situación y mientras” uno de los jóvenes sujetaba al acusado, “para evitar que siguiera empujando y dando golpes” a la víctima, “el acusado se zafó del agarre, lanzando una fuerte patada que impactó” contra la víctima, haciendo caer al joven, que sufrió un traumatismo craneoencefálico grave.
A consecuencia de ello, el joven agredido tuvo que ser ingresado e la UCI del citado complejo hospitalario cordobés, estando “19 días hospitalizado, y 364 días impedido para sus actividades habituales, quedándole secuelas permanentes de carácter neurológico y psiquiátrico”.
Según ha explicado el letrado de la acusación particular, Rafael Moya, del citado despacho EQ Abogados, la pena de prisión impuesta al acusado “ha sido atenuada”, respecto a la solicitada por el propio letrado y por el fiscal, “por haberse observado la atenuante de dilaciones indebidas, por el transcurso excesivo de tiempo que ha durado la tramitación del procedimiento en el Juzgado de Montoro, más de cuatro años”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here