Un "plan de choque" para incorporar a 17.000 nuevos beneficiarios a la dependencia


La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anuncia la medida en Monturque

dependencia
Anciana./Foto: LVC

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado este sábado que el Consejo de Gobierno aprobará en su reunión del próximo martes día 25 de septiembre un “plan de choque” con 20 millones de euros que va a permitir que 17.000 andaluces más entren como beneficiarios de la Ley de Dependencia en el conjunto de la comunidad autónoma.
Así lo ha avanzado la presidenta en el transcurso de una visita que ha realizado al municipio cordobés de Monturque, donde ha remarcado que la dependencia ha sido “una de las obligaciones y los compromisos” que con “más ahínco” ha perseguido desde su responsabilidad al frente de la Junta, administración que, según ha agregado, ha mantenido “a pulmón” la financiación de este sistema, aportando “el 82 por ciento de lo que cuesta”.
La presidenta ha destacado que el citado plan de choque va a permitir que los 17.000 nuevos beneficiarios encuentren “el respiro, la atención y los cuidados que merecen”, al igual que sus familias, y eso sin esperar a que el Gobierno central “pague el 50 por ciento que le corresponde” en la financiación del sistema de la dependencia, algo que el Ejecutivo nacional no ha hecho hasta ahora, según ha apostillado.
Susana Díaz –que ha estado acompañada en Monturque por las consejeras de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, y Salud, Marina Álvarez– ha enumerado medidas con las que se puede fijar la población en el territorio y “ahuyentar” el riesgo de despoblación.
Al respecto, ha aseverado que para ella “no hay pueblos grandes o pequeños”, sino que “todos tienen que tener las mismas oportunidades y derechos al margen de su tamaño”, y para evitar la despoblación hay que “garantizar que la gente pueda trabajar en su pueblo, que no se tenga que marchar”, para lo cual hay que promover “oportunidades de negocio” y de “generación de riqueza y empleo”.
La presidenta ha explicado que “ahora entramos en un buen momento económico tras pasarlo muy mal en los últimos años”, y “hay que intentar que todo el mundo pueda disfrutar” del “respiro” que llega tras la “asfixia” que ha supuesto la crisis para la “inmensa mayoría” de familias.