A prisión por secuestrar y violar a su exmujer en Hinojosa

5

El hombre, de 30 años, está acusado de cometer delitos de violencia en el ámbito familiar, agresión sexual y detención ilegal

La Guardia Civil de la localidad cordobesa de Hinojosa del Duque ha detenido a un hombre de unos 30 años de edad acusado de los delitos de violencia en el ámbito familiar, agresión sexual y detención ilegal, tras supuestamente agredir, secuestrar y violar a su exmujer, de unos 25 años de edad. La autoridad judicial ha acordado su ingreso en prisión provisional, según han confirmado a Europa Press fuentes cercanas al caso.
Vehículo de la Guardia Civil.  hinojosa exmujer
Vehículo de la Guardia Civil. /Foto: LVC

Al respecto, según ha adelantado el diario ‘ABC’, los hechos presuntamente ocurrieron en la tarde del domingo, cuando el detenido y su expareja habían quedado para entregar a los niños de distintas edades que tienen en común tras pasar el tiempo correspondiente de custodia.
En ese momento, según explicó la víctima a los agentes de la Benemérita, él supuestamente la forzó a subir en un automóvil, la llevó a un cortijo propiedad de familiares en un término municipal cercano, en Belalcázar, y allí es donde se produjo la violación de su exmujer que se encuentra bajo investigación.

INCUMPLIENDO ORDEN DE ALEJAMIENTO

En este caso, el presunto agresor y la víctima tenían una orden de alejamiento que era “incumplida de forma generalizada”, según los datos que se conocen del caso. Ella, además, tenía a su disposición medios telemáticos para avisar a las fuerzas de seguridad del Estado si se producía una situación de inseguridad donde corriera riesgo su integridad física. En el momento de los hechos, la mujer no llevaba encima el dispositivo tecnológico, porque se le había olvidado en su vivienda, según fuentes cercanas al caso.
Cabe señalar, según la información publicada por ABC, que el hombre ya ha sido absuelto de unos hechos relacionados con violencia de género porque su expareja se negó a ratificar la denuncia en los juzgados.
Cerca de mil mujeres se encuentran en estos momento con vigilancia policial en la provincia por haber denunciado casos de violencia de género. Todas ellas se encuentran en un archivo único compartido por todos los cuerpos de seguridad llamado ‘VioGen’ con el objetivo de que todos los agentes, independientemente de la placa que portan, tengan conocimiento del caso.
Cada tres meses, se evalúa el riesgo con el objetivo de asignar el grado concreto de amenaza. Los más graves son los que acaban con escoltas policiales directas o con la mujer trasladada a un centro donde se encuentre segura. En la mayor parte de los casos, se trata de consejos de los agentes sobre cómo actuar o seguimientos ocasionales. Existe un teléfono nacional de atención a las víctimas de violencia de género, el 061.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here