Absuelto el exalcalde de Bujalance


El Juzgado de lo Penal número cinco de Córdoba absuelve a Rafael Cañete, aunque la sentencia es recurrible

directora hijo vacaciones bujalance
Ciudad de la Justicia./Foto: LVC

El Juzgado de lo Penal número cinco de Córdoba ha absuelto al exalcalde de Bujalance, Rafael Cañete, y a la exedil de Festejos, Josefa Yebras, ambos del PSOE, de la presunta comisión de los delitos de daños por los que han sido juzgados, por, presuntamente, haber ordenado la destrucción de las carrozas de Reyes de la localidad en 2011, aunque ello no fue denunciado por el PP hasta 2014, poco antes de las municipales.
Así lo ha confirmado a Europa Press el propio exalcalde bujalanceño, quien ha recordado que, tal y como ha avanzado ‘Diario Córdoba’, la denuncia había sido presentada por el PP, acusando a ambos ediles de haber dado la orden de quemar las carrozas de la Cabalgata de Reyes, según la denuncia con “ánimo o finalidad de causar desperfectos en el patrimonio del Ayuntamiento”, y “movidos por un ánimo de represalia por el mal resultado electoral (de 2011)”.
Sin embargo, el juzgado, en su sentencia, considera que no han quedado acreditados los hechos denunciados, pues “no existen pruebas de cargo de las que se deriven elementos incriminatorios”, ya que “las pruebas articuladas por las acusaciones no son suficientes para fundamentar un pronunciamiento incriminatorio”.
Según la sentencia, la concejal acusada ordenó en su momento a un operario que hiciera sitio en la nave donde se encontraban las carrozas para que pudieran entrar un microbús y unos palés de alimentos, explicando que parte de las carrozas eran de propiedad privada y hubo que devolverlas, y otra parte era de material fungible, que todos los años se destruye y se hace nuevo al siguiente.
Esta versión, según la sentencia, que es recurrible, “no fue contradicha por ninguno de los testigos, ni por la parte acusadora”, con lo que, “en vista de las pruebas practicadas”, el juzgado tiene “serias e importantes dudas” sobre lo denunciado, por lo que ha acordado la absolución de los acusados, “al no existir ninguna otra prueba de cargo que permita apoyar la versión ofrecida por la acusación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here