Premian en Añora una Cruz de Mayo con pipas de calabaza


"La Fiesta de la Cruz suma a la grandeza de la tradición el reconocimiento popular y hay muchos que son habituales cada año porque son conscientes de que están ante un ejemplo de patrimonio único"

Detalle de las pipas de calabaza en la Cruz ganadora.
Detalle de las pipas de calabaza en la Cruz ganadora. /Foto. LVC

Una llamativa composición de pipas de calabaza montadas y tratadas con minuciosidad es el principal elemento decorativo elegido por las cruceras de la Cruz de Cantarranas, que se ha hecho con el primer premio de tradicional concurso de la Fiesta de la Cruz de Añora 2018. La originalidad y el mérito del conjunto han sido muy comentados desde ayer por la tarde, cuando la cruz ganadora quedó completamente instalada en este enclave típico de la localidad noriega. En cruces interiores, la ganadora ha resultado la Cruz de la calle Concepción 28, un monumento de corte clásico con un delicado exorno floral muy blanco y armónico. En la categoría de exteriores, San Pedro ha sido segunda y la Cruz del Chaparral y la de la calle Virgen han sido terceras en premio compartido; y en interiores Doctor Benítez 26 ha quedado segunda y San Pedro 4, tercera. 
El alcalde de Añora, Bartolomé Madrid, ha destacado el gran ambiente vivido durante toda la noche del sábado al domingo, con miles de personas procedentes de la comarca, del resto de la provincia y de provincias limítrofes. Al menos 40 grupos organizados visitaron ayer Añora, según tiene constancia el Ayuntamiento, ya que se ha tenido que habilitar un amplio espacio como aparcamiento de autobuses, ha expresado Madrid. “La Fiesta de la Cruz suma a la grandeza de la tradición el reconocimiento popular y hay muchas personas que son habituales cada año porque son conscientes de que están ante un ejemplo de patrimonio único”, ha destacado el alcalde.
La definición de un programa cultural y de espectáculos en paralelo es además un aliciente clave para que las calles del pueblo se llenen de visitantes. La música en directo en la Plaza  de España, la tuna, el grupo de jotas Los Jarales y las actuaciones teatrales itinerantes de Los Mejía, con estreno de obra dedicada a Añora, son el contrapunto ideal para complementar los monumentos efímeros que cada año componen las noriegas y los noriegos.
Hoy continúan abiertas las Cruces y se espera otro día con buen ambiente en torno a una tradición que está en proceso de ser inscrita en el Catálogo de Patrimonio Histórico de Andalucía como bien de interés etnológico.