El envejecimiento y el ejemplo de la “ineficacia” de la Junta


La nueva Plataforma Ciudadana de Personas Mayores y Dependientes (PCMyD) ha alertado del “gravísimo problema” al que se enfrenta España

envejecimiento
Plataforma Ciudadana de Personas Mayores y Dependientes, reclamando medidas por el envejecimiento de la población./Foto: LVC

La nueva Plataforma Ciudadana de Personas Mayores y Dependientes (PCMyD) ha alertado del “gravísimo problema” al que se enfrenta España y, en particular la zona de la provincia de Córdoba, debido al envejecimiento de la población, un fenómeno demográfico que supondrá que el porcentaje de personas en situación de dependencia crezca en los próximos años a niveles “insostenibles”. Esta plataforma, que se ha presentado hoy con una concentración reivindicativa y con la lectura de un manifiesto en Pozoblanco, tiene como objetivo concienciar, reivindicar y desarrollar acciones encaminadas a que se aceleren medidas urgentes para “hacer frente a un problema que ya está aquí y que se irá agravando exponencialmente en los próximos años”.
Las cifras expuestas en el manifiesto leído en la concentración de esta tarde son contundentes. En España hay 1,2 millones de personas en situación de dependencia reconocida. En Andalucía existe una lista de espera de personas con derecho reconocido y sin prestación que asciende a 96.934 y otras 103.238 a la espera de una valoración. Más de una cuarta parte de los dependientes españoles no recibe ningún tipo de ayuda pese a que buena parte de estos tienen reconocidas dependencias de grados II y III. Además, cuando se conceden, las ayudas se demoran hasta dos años en llegar, lo cual hace insostenible la situación de enfermos y familiares. “Es alarmante que unas 150.000 personas dependientes hayan fallecido sin recibir ninguna ayuda”.
En la concentración se ha instado a la Junta de Andalucía a cumplir sus compromisos. La plataforma denuncia en su manifiesto que las distintas delegaciones de la Junta “ignoran” a miles de dependientes en espera de ayuda y se excusan argumentando que los expedientes están en trámite, cuando en realidad se están vulnerando los plazos establecidos por la ley. Un ejemplo de la “ineficacia” de la Administración autonómica que está gestionando este problema se muestra en Córdoba, donde existen 308 plazas concertadas sin ocupar mientras muchos mayores tienen que optar por plazas privadas. Esto también es complicado porque también hay escasez de plazas privadas y la aportación mensual supera con creces los mil euros, algo que está muy por encima de las posibilidades económicas de la mayoría.

Los promotores de la plataforma reiteran que estamos ante un problema “muy grave”, pero también ante una oportunidad, ya que la dependencia es un nicho de generación de empleo muy importante en la rama de las profesiones sociosanitarias: enfermería, auxiliares de clínica, trabajadores sociales, entre otras. Las instituciones deberían valorar que con un mayor compromiso a la hora de abordar el fenómeno del envejecimiento de la población, se conseguiría que muchos de los profesionales que se tienen que ir fuera de España a buscar empleo y los que están en paro, tendrían un empleo.
El norte de la provincia, un caso paradigmático
El norte de la provincia de Córdoba es un ejemplo de cómo la evolución de la pirámide de la población puede generar un grave problema social. La características de los pueblos de Los Pedroches, el Valle del Guadiato y Sierra Morena, con pocos habitantes y con una gran dispersión territorial, hacen que las repercusiones de la dependencia sean aún más graves. Los pueblos están envejeciendo y perdiendo población a la vez, lo que supone una tormenta perfecta para que en pocos años la situación sea mucho más complicada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here