“Dentro de un dolor tan grande para la familia, puede ser un alivio”


Teniente coronel de la Guardia Civil, Juan Carretero./Foto: LVC

El embalse de Sierra-Boyera, ubicado en el término municipal de Peñarroya-Pueblonuevo, era el escenario ayer de un insólito suceso. Y es que, a consecuencia de la sequía y la consiguiente bajada en el nivel de las reservas de agua, en el fondo del pantano aparecía un vehículo. El mismo contenía restos óseos. En este contexto, el teniente coronel de la Guardia Civil, Juan Carretero, ha aportado nuevos datos sobre la investigación en curso, que mantiene la Benemérita.
Carretero ha confirmado las informaciones que se han producido durante las últimas horas. Y ha especificado que el operativo para rescatar el coche del embalse fue gracias a la alerta de un ciudadano que vio lo que parecía el techo de un vehículo. Asimismo, Carretero ha señalado que, una vez tuvieron la noticia y prepararon el dispositivo, comenzaron a estudiar las denuncias de desapariciones.
Otro de los extremos que ha constatado es que, en el interior del coche, se hallaban restos óseos, “en avanzado estado de descomposición”. De tal modo que, tras las primeras pesquisas, “los indicios apuntan a que podría tratarse de una persona cuya desaparición estaba denunciada desde 2009, en Peñarroya”. El teniente coronel ha sido explícito al destacar que no se pueden descartar otras hipótesis, “hasta que la investigación esté concluida”, con los análisis forenses incluidos. Si bien, la principal es la de que se trata del empresario desaparecido hace ocho años. El mismo habría sufrido un accidente de tráfico y habría caído al pantano. Pero, Carretero ha sido claro al manifestar que “no estamos en condiciones de descartar ninguna hipótesis”.
Carretero
Embalse de Sierra Boyera, en el momento de la extracción del vehículo./Foto: infoguadiato.com

“Es una consecuencia triste de la sequía, que lo hayamos encontrado”, ha afirmado, para añadir que “dentro del dolor tan grande que supone para la familia tener a un ser querido desaparecido, sin saber de él, puede suponer un alivio que, finalmente, lo ha encontrado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here