La iconografía local cordobesa en nuestros pasos procesionales

La ciudad de San Rafael cuenta con una devoción muy particular que siempre ha estado ligada a su historia y que sin ella no entenderíamos la Córdoba cristiana. Los Santos Mártires cordobeses suponen desde antiguo parte de nuestra tradición y nuestro legado, viéndose influenciado por esto el mundo artístico cofrade.

La relación de la figura de los Santos Mártires en la Semana Santa cordobesa tuvo lugar desde el siglo XVI, tras la aparición de las reliquias, ya que casi un siglo después de haberlas encontrado se decidió formar una hermandad que tuviese como titular a estos santos. En 1742 esta corporación se fusionó con la Sacramental de San Pedro, poniéndose de acuerdo para realizar una capilla en dicha parroquia donde recibiesen adoración. Todo esto hay que relacionarlo con la Hermandad de la Misericordia,  la cual tiene una relación directa con los Santos Mártires, tanto es así que en el año 2000 se fusionó con la primitiva Hermandad de los Santos Mártires y el Santísimo Sacramento. Cada Miércoles Santo, el Santísimo Cristo de la Misericordia lleva a sus pies un pequeño relicario donde se encuentran una parte de los huesos de estos mártires cordobeses, dejando claro, de esta manera, el recuerdo a que San Pedro fue en lugar donde por primera vez aparecieron.

Reina de los Mártires./Foto: Eva M. Pavón

En el ámbito de las advocaciones, sin duda la Semana Santa cordobesa goza de una que homenajea a los personajes hagiográficos a los que nos referimos. Estamos hablando de la talla de Nuestra Señora Reina de los Mártires, obra de Antonio Castillo Lastrucci  y que en todo su ámbito es un alarde a ellos.  Su paso de palio es una alegoría martirial itinerante, ya que encontramos atributos alusivos a los mártires en todo el conjunto. El manto que realizara Esperanza Elena Caro  para esta imagen es de terciopelo rojo, con roleos, hojas y palmas del martirio; por otra parte en 1951 fue encargado al orfebre Jesús Domínguez la hechura del paso de palio, destacando los respiraderos, donde  aparecen representados en relieve algunos de los mártires cordobeses más importantes de la ciudad, volviendo de esta manera a incidir en la advocación mariana de esta hermandad y por tanto, exaltando la figura de estos santos de nuevo.

Otra de las hermandades cordobesas que alberga en su ajuar procesional un recuerdo a nuestros protagonistas,  es la hermandad trinitaria del Cristo de Gracia. La cofradía tiene una estética goticista en todo su guión procesional, claramente detallado en el paso de Cristo. Es aquí, más concretamente en los respiraderos, donde encontramos representados algunos de los mártires más importantes, como es el caso de San Acisclo, Santa Victoria, San Zoilo, San Pelagio, Santa Flora, entre otros. Estas figuras fueron realizadas por el artista Miguel Arjona Navarro siendo terminadas en 1989, junto con otras que completan el canasto procesional y que tienen alusión a otras devociones cordobesas y trinitarias.

Como conclusión, hemos de decir, que en gran cantidad de pasos procesionales aparece una representación, al menos de  los patronos de la ciudad, al igual que en multitud de retablos de la misma, dejando bien claro que la historia cristiana de Córdoba es igual a nuestra iconografía local particular, nuestros Santos Mártires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *