Subir
Desalojos varios del pleno de capitulares

Desde septiembre de 2016, la alcaldesa ha tenido que desalojar la sala, en repetidas ocasiones, por los parcelistas y los sindicatos

Publicado por Blas Jesús Muñoz el 13/9/2017 a las 10:23
Pedro García (protestas)
Pedro García negocia con los parcelistas. /Foto: LVC

No debe ser plato de gusto tener que dar la orden de vaciar la sala de plenos del Ayuntamiento. Sin embargo, desde septiembre de 2016 es un hecho que la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha mandado vaciar el recinto en repetidas ocasiones. Los parcelistas han sido los grandes protagonistas de las decisiones de la edil, pero no los únicos. Cabe recordar, en este sentido, que la plataforma Stop Desahucios -medalla de oro de la ciudad- pagó sin tener culpa en una de las ocasiones.

Los “traidores” de Ganemos

En septiembre de 2016 se vivía una de las sesiones más crispadas desde que Ambrosio ostenta el bastón de mando municipal. Y es que los parcelistas pasaron a la ofensiva al grito de “seréis mentirosos, por decir que vais a ir a la cárcel por darnos agua”. La tensión creció sobremanera cuando comenzaron a gritar “traidores” a los cuatros concejales de Ganemos. En ese momento, el portavoz Rafael Blázquez se dirigió a la zona del público, un gesto que encrespó aún más los ánimos de los manifestantes, que comenzaron a vociferar “os habéis vendido”. En ese instante, la alcaldesa dio orden a los agentes de la Policía Local de que desalojaran el pleno.

Aquel otoño caliente

Un mes después, con mucha menor presencia, los parcelistas volvieron a paralizar el pleno. Mientras que los miembros de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Extrarradio y de la Asociación de Vecinos Nuevo Higuerón consiguieron en noviembre que los volvieran a desalojar, cuan reclamaban la dotación de servicios a sus viviendas. A raíz del tumulto, se ordenó el desalojo del salón de Plenos, medida que incluyó a los representas de la plataforma Stop Desahucios, que nada tenían que ver con el conflicto.

La huida del cogobierno

 

El último precedente (antes de que los miembros de los sindicatos CTA y CGT fueran desalojados este 12 de septiembre tras gritar “¡Esta izquierda no nos representa!”) tuvo lugar el pasado mes de julio. Los parcelistas volvieron a la carga y, esta vez, introduciendo en el pleno garrafas de agua. Una escenificación que pretendía mostrar las condiciones en las que se hallaban. La alcaldesa fue el centro de sus críticas, ya que según el colectivo ha rehusado mantener una reunión con ellos, desde que accedió al poder. Ambrosio también se negó a presenciar cómo los desalojaban ya que ella, sus concejales y los de Izquierda Unida abandonaron la sala antes de que la Policía Local procediese al desalojo.


banner_cabildo_980x980

×

unnamed

×

pag-los-reyes-y-la-voz

×

banner

×

la-voz-de-cordoba-300-x-600

×

×

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Con Voz propia
Facebook
Twitter
Vimeo
×
X