Subir
La mantilla gana terreno en la provincia

Las mantillas, principalmente, se encuentran confeccionadas en tres tejidos: Blonda, chantilly y tul

Publicado por Narci Ruiz el 10/9/2017 a las 14:57

Como viene siendo costumbre en actos de conmemoraciones de vírgenes, las señoras visten de mantilla blanca o de color marfil.

En los últimos tiempos, esta prenda religiosa está viviendo unos años de auténtico esplendor y cada vez son más las jóvenes que se deciden a lucirla en las distintas procesiones de la provincia, incluso las niñas de temprana edad también viven con ilusión poder acompañar a la Virgen portando esta prenda.

Esta bonita costumbre se ha podido ver estos días en algunas localidades de la comarca cordobesa, como es el caso de Villafranca de Córdoba, donde un amplio grupo de mujeres y niñas no han dudado en vestirse de mantilla y lucir sus mejores galas en honor a la patrona de su localidad, la Virgen de los Remedios. Si la procesión en sí ya es una de las más admiradas por el resto de municipios colindantes, la implicación de estas mujeres escoltando a la Virgen la hace, sin lugar a dudas, aún más especial.

De esta forma, el apogeo que está viviendo en la actualidad la mantilla, símbolo del catolicismo, ha provocado que muchos comercios ligados a la venta de complementos y otros artículos incorporen también esta prenda religiosa como respuesta a la demanda que se está dando en la sociedad cordobesa.

Como dato curioso cabe destacar que la mantilla clara adquiere su máximo esplendor en el reinado de Isabel II. Su majestad era una amante de los adornos para el cabello, de ahí, su gusto por la mantilla. Tanto la reina como sus damas lucieron esta prenda en distintos actos de la corte y eventos sociales en aquella época, lo que ha traído consigo que en la España moderna la mantilla sólo se porte en ocasiones muy destacadas.

Protocolo de la mantilla 

En torno a la mantilla existe todo un protocolo en cuanto a cómo vestirla. Para una buena colocación de esta prenda clásica es muy importante tener en cuenta la forma de la peina y su tamaño en función de la altura y la forma de la cara de la mujer que la vaya a lucir.

El traje ha de ser sobrio, sencillo, sin grandes escotes y, preferiblemente con manga. Mucho más elegante si es de un sólo tono y confeccionado con tejido de alta calidad (seda natural, seda salvaje, encaje, crepe de seda…). En cuanto al largo de la falda, no debe superar la rodilla. Las medias ni opacas ni tupidas, ni con brillos, ni encajes o dibujos.

Por lo que respecta al zapato, se debe llevar de salón, con un tacón medio (no más de 7 centímetros).

En consonancia con todo lo anterior, el maquillaje debe ser sencillo y natural, al igual que la manicura. El peinado despejado de frente y rostro y siempre recogido.

Otro de los accesorios que hay que cuidar es el broche con el que se sujeta la mantilla, que debe ser de plata, corales, brillantes, piedras preciosas o semipreciosas.


banner_cabildo_980x980

×

unnamed

×

pag-los-reyes-y-la-voz

×

banner

×

la-voz-de-cordoba-300-x-600

×

×

×

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Con Voz propia
Facebook
Twitter
Vimeo
×
X